23 de septiembre de 2014 / 08:23 p.m.

Ciudad Victoria.- Autoridades de Protección Civil y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal reforzaron el monitoreo de los diversos ríos de Tamaulipas ante los riesgos de algún desbordamiento a causa de las lluvias registradas en la entidad.

El gobierno del estado indicó que personal de la SSP aumentó sus recorridos de monitoreo a los cauces de los diferentes ríos de Tamaulipas que pudieran desbordarse ante el pronóstico de que continuarán las precipitaciones pluviales.

Señaló que Protección Civil en coordinación con elementos de la Policía Estatal Acreditable, monitorean el río Guayalejo, correspondiente a los municipios de El Mante, Xicoténcalt y Llera; así como el río Purificación, que abarca las poblaciones de Hidalgo, Güémez y Padilla.

El monitoreo se aplica también en los ríos San Marcos, en Ciudad Victoria y el de Soto la Marina, localizado en el municipio del mismo nombre.

Resaltó que el secretario de Seguridad Pública del Estado, Arturo Gutiérrez García, dispuso que los policías estatales se coordinen con las autoridades de esos municipios, con el propósito de salvaguardar a las familias que habitan en zonas susceptibles de mayor riesgo.

De acuerdo el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), lluvias fuertes a muy fuertes seguirán registrándose en la entidad a causa del sistema frontal número tres, acompañadas de tormentas eléctricas y vientos del norte de 35 a 45 kilómetros por hora.

La Coordinación General de Protección Civil explicó que una masa de aire frío asociada ocasionará un ligero descenso de las temperaturas en el norte y noreste del territorio nacional, extendiéndose con características de estacionario por las próximas 48 horas en nuestra entidad.

Resaltó que este pronóstico, aunado a las constantes lluvias registradas en los últimos días y los escurrimientos de agua a consecuencia de estas, puede provocar que los ríos y afluentes continúen incrementando sus cauces hasta rebasar su nivel, incidiendo en probables desbordes.

La dependencia recomendó a la población que vive cerca o en márgenes de ríos, arroyos y canales, mantenerse atenta al incremento de su caudal y extremar las precauciones evitando cruzar pasos de agua para no ser arrastrados y ante un inminente riesgo de desbordamiento, trasladarse a un refugio temporal o lugar seguro.

Enfatizó que ante riesgos por reblandecimiento de tierras y deslaves, "si sus casas se encuentran asentadas en un cerro, ladera o talud, de presentarse lluvias intensas deben dirigirse al refugio temporal más cercano".

FOTO: Milenio 

NOTIMEX