AP
16 de abril de 2015 / 10:17 p.m.

MÉXICO .— El presidente de México, Enrique Peña Nieto, inauguró de manera formal el jueves un plan para salvar a la vaquita marina, una especie en grave peligro de extinción y que sólo se localiza en el Mar de Cortés.

Existen menos de 100 vaquitas en el mundo y el presidente del Fondo Mundial para la Naturaleza en México, Omar Vidal, señaló que la tímida y elusiva marsopa "es una especie emblemática de México, es como el panda para China, ni más ni menos".

La vaquita está amenazada por el uso de redes de enmalle en la pesca de la totoaba, un enorme pez cuya vejiga natatoria es preciada por la cocina china.

Las nuevas medidas prohibirán el uso de redes de enmalle en la parte norte del Mar de Cortés, también conocido como Golfo de California. Esas redes generalmente están destinadas para la pesca de totoaba, pero accidentalmente atrapan vaquitas.

Peña entregó las llaves para los nuevos botes de patrulla que se utilizarán para hacer cumplir la prohibición de redes. En una ceremonia realizada en el pueblo de San Felipe, Baja California, el mandatario mexicano resaltó que la cooperación de los pescadores locales será vital para que el plan funcione.

La iniciativa de 37 millones de dólares incluye fondos para compensar a los pescadores por los ingresos perdidos.

Uno de los líderes de la comunidad pesquera de San Felipe, Sunshine Antonio Rodríguez Peña, prometió que "desde este momento vamos a dejar de usar las redes agalleras".

"Hemos sido pescadores toda la vida, de generación en generación", dijo Rodríguez. "Es por eso que somos los primeros en apoyar la sustentabilidad".

Las autoridades utilizarán rastreo vía satélite, drones, tres bases navales y una flotilla de pequeños botes patrulleros para hacer cumplir la prohibición, y tal vez se recluten algunos pescadores para ayudar al cumplimiento de la ley.

A la ceremonia acudió el embajador estadounidense Anthony Wayne, y la embajada se comprometió a apoyar el plan.

"Estados Unidos tiene un largo historial de apoyo a los esfuerzos del gobierno mexicano para salvar a la vaquita y recibe con agrado las oportunidades de trabajar en conjunto con México para ayudar el plan anunciado del presidente y otros esfuerzos por proteger la totoaba y la vaquita marina", declaró la embajada en un comunicado.

Actualmente existe una zona de reserva protegida alrededor de la desembocadura del Río Colorado, pero el nuevo programa incrementará considerablemente la zona de restricción de pesca hacia el sur, para abarcar casi toda la línea costera de Baja California, del lado del golfo.

Los expertos concuerdan en que no es una opción viable el capturar vaquitas para su reproducción en cautiverio debido a que no es factible una captura y retención de un número suficiente de animales para desarrollar un programa de crianza.

Además, con tan pocas vaquitas en un área tan grande, se corre el riesgo de matar a los individuos restantes durante el proceso de captura.