MILENIO DIGITAL
30 de abril de 2015 / 03:02 p.m.

Ciudad de México.- El presidente Enrique Peña Nieto dijo que los derechos y necesidades fundamentales de las personas con la condición del espectro autista estarán garantizados por los tres órdenes de gobierno con la ley general que hoy promulgó.

Peña Nieto dijo que en México uno de cada 300 niños vive en esa condición y cada año hay más de 6 mil nuevos casos.

Dijo que esta situación limita el desarrollo de sus capacidades y la falta de atención, integración e inclusión a la sociedad genera una gran pérdida al país, pues dijo que son "mexicanos que tienen mucho que aportar a la sociedad".

El Presidente consideró que con esta ley "México es ahora uno de los pocos países en el mundo con una legislación para lograr la inclusión social de las personas con autismo".

Peña Nieto reconoció al Congreso de la Unión donde "todos los legisladores votaron a favor de este ordenamiento de vanguardia".

Explicó que con la ley se busca garantizar el goce efectivo de los derechos humanos a personas con esta condición.

Con la ley, dijo, se promueven políticas públicas en los tres órdenes de gobierno para cumplir con este propósito.

También se creará una Comisión Intersecretarial que estará presidida por la Secretaría de Salud e integrada por otras secretarías de la federación para "promover la cooperación entre los diversos órdenes de gobierno y alentar la participación de los sectores social y privado".

La ley garantiza que toda persona con autismo tenga un diagnóstico certero y reciba las terapias que requieran.
Promueve un mecanismo de detección oportuna en las estancias infantiles, escuelas o clínicas.

Se refuerza la capacitación del personal del sector salud y se expone que esta condición forma parte del catalogo de servicios que debe brindar el Seguro Popular.

La ley plantea que las personas en condición del espectro autista tienen derecho a recibir educación de calidad.

El Presidente dijo que la ley "incluye elementos para facilitar la incorporación a escuelas de educación regular donde los maestros reconozcan y sepan atender sus necesidades".
La ley también reconoce la capacidad para trabajar de las personas con esta condición.

"Reafirma que las personas con autismo tienen derecho a participar en la vida productiva. Ordena programas de orientación y capacitación adecuados para empleos sin discriminación ni prejuicios y con una justa remuneración", dijo.