23 de febrero de 2014 / 01:01 a.m.

Monterrey.- La captura de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, "El Chapo" cierra uno de los capítulos más negros en la historia de las autoridades mexicanas.

Desde su fuga del Penal de Puente Grande, en Jalisco, en el mes de enero de 2001, a la fecha, el narcotraficante se convirtió en un mito, el cual se acrecentó con las historias policiacas, narco corridos e incluso, su inclusión en la lista Forbes como uno de los hombres más ricos del mundo.

La publicación lo situó en el lugar número 67 entre los hombres más poderosos del mundo, y responsable del ingreso del 25 por ciento de drogas ilegales a los Estados Unidos. Su fortuna fue tasada en miles de millones.

La ciudad de Chicago lo nombró el "enemigo público número 1", mote que no se otorgaba a nadie desde la época de otro renombrado criminal, Al Capone.

Joaquín Archivaldo Guzmán nació el 4 de abril de 1957 en el poblado de La Tuna, Municipio de Badiraguato, Sinaloa.

Líder del Cártel de Sinaloa, este hombre fue capturado en 1993 en Guatemala, y su fotografía con una chamarra en color beige es una de las más difundidas.

No obstante, ocho años después montó una fuga de película, y con la complicidad de celadores abandonó las instalaciones del penal de máxima seguridad de Puente Grande en un carro de lavandería, hecho que puso al descubierto la implicación de autoridades con el capo.

Desde entonces, el gobierno mexicano emprendió una cruzada para recapturarlo, y en dos ocasiones estuvieron a punto de conseguirlo, pero Guzmán Loera logró escapar antes de la llegada de las autoridades en Culiacán, Sinaloa y Los Cabos, Baja California.

Labores de inteligencia afirmaban que durante la última década pasó la mayor parte del tiempo en la zona serrana del llamado Triángulo Dorado, entre Sinaloa y Durango, y se desplazaba con cientos de escoltas armados.

Su enemistad con grupos como Los Arellano Félix provocó magnicidios que cimbraron al país, como el crimen del cardenal Posadas Ocampo en mayo de 1993 en el aeropuerto de Guadalajara, al ser confundido el Grand Marquis en el que viajaba con el de Guzmán Loera.

Más recientemente, la guerra del Cártel de Sinaloa contra Los Zetas dejó una estela de muerte a lo largo y ancho del país.

Este sábado, la fotografía de un Chapo Guzmán sin camisa y detenido por militares fue difundida por medios internacionales.

REDACCIÓN