MILENIO DIGITAL
18 de enero de 2017 / 08:18 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Felipe Rodríguez Salgado, El Cepillo, presunto jefe de sicarios de Guerreros Unidos, de quien se afirma dio la orden de “dar piso” a los normalistas de Ayotzinapa y destruir todo lo que pudiera relacionarlos con la mencionada organización criminal, sí presenta algunas lesiones que pudieran tener correspondencia con ciertas maniobras o acciones de tortura física, informó la Procuraduría General de la República.

En su declaración rendida ante el Ministerio Público Federal, El Cepillo relató que interrogó y golpeó a normalistas y una de sus víctimas le confesó que “los desmadres” que pretendían llevar a cabo en Iguala, la noche del 26 de septiembre de 2014, iban realizarlos en coordinación con integrantes de Los Rojos.

La dependencia federal señaló a través de un comunicado, que pese a las lesiones que presenta Rodríguez Salgado, el indiciado “se negó” a que se le realizará la evaluación psicológica obligatoria, tal y como lo establece el Protocolo de Estambul.

En el caso del ex policía municipal de Iguala, Edgar Vieyra Pereyda, El Taxco, en el análisis científico médico que le fue practicado, la PGR señaló que se detectaron algunas lesiones que pudieran tener correspondencia con ciertas maniobras o acciones de tortura física.

“De la evaluación psicológica, el procesado aceptó la aplicación de la misma y se determinó que no presenta reacciones psicológicas, ni clasificaciones de diagnóstico establecidas en víctimas de un evento de tortura, esto de conformidad con lo que establece el Protocolo de Estambul”, apuntó la institución.