MILENIO DIGITAL 
8 de mayo de 2017 / 02:46 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría General de la República aprobó sobrevuelos sobre una superficie de 60 kilómetros cuadrados, en comunidades aledañas al municipio de Iguala, Guerrero, en la que se usará por segunda vez la tecnología denominada Sistema Lidar, para tratar de recabar más información que permita la localización de los 43 normalistas de Ayotzinapa que permanecen desaparecidos desde 2014.

La institución también se comprometió a determinar, para noviembre del presente año, nueve puntos que forman parte de un cronograma que elaboró la dependencia y entregó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, mismos que forman parte de apartados específicos que sugirió desahogar el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas en México, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y los padres de los estudiantes.

Algunos de esos temas tienen que ver con la presunta participación de dos agentes de la Policía Federal en la detención de normalistas, en Huitzuco; el papel que jugó el personal militar adscrito a Iguala el 26 y 27 de septiembre de 2014; el rol del personal que trabajaba en el C-4; quien es el personaje denominado El Caminante, y la línea sobre el supuesto trasiego de droga a través de autobuses de Iguala, entre otros.

En estos momentos, dijo el titular de la Oficina del Caso Iguala, Alfredo Higuera Bernal, "la PGR está enfocada justamente a tratar de desentrañar de manera definitoria, porque se ha laborado intensamente en ello en cada uno de esos rubros, sin forzar, como debe de ser, jamás ningún resultado, simplemente lo que arrojen las investigaciones será lo que permita dilucidar cada uno de los puntos que ellos han señalado, con toda objetividad, con todo sustento".

Hasta el momento, a la PGR aún le falta por detener a siete personas más relacionadas directamente con la desaparición de los estudiantes.
En conferencia de prensa, la titular de la Subprocuraduría de Derechos Humanos, Sara Irene Herrerías, e Higuera Bernal, señalaron que el procurador general de la República, Raúl Cervantes Andrade, se reunirá con los padres de las víctimas a fines del presente mes.

SOBREVUELOS


Higuera comentó que los nuevos sobrevuelos que se realizarán en comunidades aledañas, fue petición de los padres normalistas, quienes pidieron ampliar el radio de rastreo, petición que aprobó el procurador Cervantes.

Reconoció que el año pasado se realizó un sobrevuelo y se utilizó la tecnología Lidar, pero no arrojó resultados.

"Esta tecnología se está utilizando a solicitud de los propios padres de los jóvenes y en un esfuerzo institucional por aplicar todos los adelantos posibles poder detectar lugares donde pudieron haber sido inhumados clandestinamente, seres humanos; en una primera fase, se aplicó esta tecnología en una extensión de un kilómetro cuadrado; se detectaron poco menos de cien lugares. Todo esto se hace con la representación de los padres, con intervención del Equipo Argentino de Antropología Forense que les asiste en este materia; se fueron, inspeccionaron todos esos lugares sin poder localizar algo relevante para la investigación".

TORTURA


Al cuestionar a los funcionarios sobre las denuncias por supuesta tortura que se cometió contra algunos de los detenidos, Higuera dejó claro que de ocho casos solo dos arrojaron resultados positivos, pero eso no pone en riesgo la investigación, porque en todo caso podrían solo anularse las declaraciones de los sospechosos.

La citada información, relacionada con la tortura, incluso la hizo pública la PGR en su momento.

Respecto a los señalamientos contra el ex titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, por supuestamente haberse conducido mal en una parte de la investigación, Higuera dijo que ese tema ya lo resolvió la Visitaduría de la PGR, pero los padres lo impugnaron y se ampararon, por lo que están a la espera de que se resuelva en una instancia judicial.