milenio digital | blanca valadez
8 de diciembre de 2015 / 03:29 p.m.

La situación jurídica de los 52 normalistas detenidos ayer en la caseta de Zirahuén, Michoacán, será definida en las próximas horas por la Procuraduría General de la República (PGR), informó el secretario de Gobierno del estado, Adrián López Solís.

López Solís dijo que al momento de la detención, los 52 normalistas portaban explosivos, por lo que fueron remitidos a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y posteriormente ante la PGR.

"Ante esto (portación de explosivos) se pusieron a disposición de la PGJ quien hizo un desglose del expediente para dar vista a la PGR cuya delegación es quien tiene a su disposición a la personas detenidas y en las próximas horas les resolverá la situación jurídica", dijo.

Por su parte, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, dijo que algunos de los normalistas detenidos podrían salir bajo fianza y los que no la alcancen serían trasladados a penales federales, por el tipo de ilícitos que se les pudieran imputar.

Los detenidos "están presentados ante la PGR por los artefactos que se les encontraron y otros aspectos que conflagran delitos del orden federal".

"Se procederá conforme a derecho, muchos de los detenidos cometieron delitos menores, por lo que podrían alcanzar su libertad bajo fianza y algunos no alcanzarán fianza por lo que el gobierno Federal determinará si llevárselos del estado", dijo luego de inaugurar un nuevo albergue de jornaleros en Yurécuaro, junto con el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade.

Aureoles agregó que Michoacán está en quiebra por los recursos que se han destinado a educación y no se han aprovechado.

"Cada quien hace lo que quiere y lo más ingrato de todo esto es que estamos invirtiendo más de 50 por ciento del presupuesto en educación y luego nos encontramos con que somos el penúltimo lugar en calidad de educación básica", dijo.

Ayer policías federales y estatales detuvieron a 52 normalistas y 33 comuneros por secuestrar camiones en vías federales, lo que generó enfrentamientos y protestas para exigir la liberación de sus compañeros.