MILENIO DIGITAL
28 de julio de 2017 / 09:07 a.m.

ESPECIAL.- El gobierno de México solicitó formalmente a Panamá la extradición de Roberto Borge, ex gobernador de Quintana Roo, contra quien existen cuatro causas penales, una del fuero federal por el presunto delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, y las tres restantes del fuero común por peculado, aprovechamiento ilícito y ejercicio indebido de la función pública, delitos que se pueden enfrentar en libertad bajo caución porque no son graves.

Borge fue aprehendido por elementos de Interpol el pasado 5 de junio en el Aeropuerto Internacional de Tocumen cuando pretendía viajar a París, Francia.

Funcionarios federales comentaron que la solicitud formal de extradición fue presentada por la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá turnó la petición a la Fiscalía Superior de Asuntos Jurídicos de la Procuraduría General de la Nación.

“En razón de lo anterior, se está en espera de que la Fiscalía Superior de Asuntos Jurídicos solicite al Tribunal Superior de Apelaciones de Panamá la fecha de audiencia para la prosecución legal del procedimiento, lo cual se espera suceda en los próximos días”, señaló la PGR.

En caso de ser aprobada la petición formal de extradición, el expediente será remitido nuevamente al Ministerio de Relaciones Exteriores para que se tome la decisión final y con ello proceder al traslado en caso de que Borge no promueva algún recurso legal para posponer su entrega.

El pasado 6 de junio, el Tribunal Superior de Apelaciones de Panamá declaró legal la detención de Roberto Borge.

Con la decisión del tribunal inició un plazo de 60 días para que México presentara formalmente la solicitud de extradición contra el ex mandatario estatal, luego de que las autoridades panameñas cumplimentaron la orden de detención provisional con fines de extradición.

En la audiencia se analizó si fue legal la detención. Borge rechazó ser extraditado a México. “No estoy de acuerdo honorable magistrada”, dijo el priista.

La PGR acusó a Borge de haber permitido la venta de 25 inmuebles (lotes) en Quintana Roo a un precio inferior al real, las propiedades fueron vendidas a personas cercanas al ex mandatario y a familiares en casi 300 millones de pesos, cuando su valor, de acuerdo con peritos de la institución, asciende a 5 mil millones de pesos.

Por ese motivo se pidió a un juez federal una orden de aprehensión contra el ex gobernador por su probable responsabilidad en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delito que no es grave y que se puede enfrentar en libertad, a menos que el agente del Ministerio Público federal argumente que el sospechoso puede evadirse de la justicia.


pjt