MULTIMEDIOS DIGITAL
1 de abril de 2016 / 10:21 p.m.

Ciudad de México.- El Grupo interdisciplinario de Expertos que realizó el nuevo peritaje del basurero de Cocula, dijo que la Procuraduría General de la República rompió acuerdos de confidencialidad.

A través de un comunicado, el grupo de expertos reveló que existe un acuerdo de confidencialidad del proceso hasta tener resultados del peritaje y de la forma de transmitir las conclusiones, además de un segundo pacto sobre tomar decisiones consensuadas entre PGR y GIEI.

“Su mensaje hizo alusión a partes del contenido de un informe provisional que ni siquiera han sido analizadas por el GIEI y, más grave aún, señalando públicamente cosas que no fueron las explicadas al GIEI durante la reunión, ni son del consenso de los expertos de fuego”, dice el comunicado.

El subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, Eber Omar Betanzos, y el representante del Grupo de Expertos Internacionales, Ricardo Damián Torres, dieron una conferencia en la que informaron los resultados del tercer peritaje en el basurero.

En el informe, indicaron que el Grupo Colegiado de Expertos en Materia de Fuego determinó que "existe evidencia suficiente, inclusive observable físicamente, para afirmar que sí existió un evento de fuego controlado de grandes dimensiones en el lugar denominado basurero de Cocula".

El GIEI indicó que en febrero se firmó un convenio con la PGR en el que se establecían las bases para realizar el nuevo peritaje, además de que se debía guardar confidencialidad sobre el trabajo realizado.

“El GIEI señaló que si se quería transmitir un mensaje proponía una metodología a seguir: 1) que los expertos en fuego escribieran su mensaje de consenso y se consultara entre todos ellos para asegurar que no había problemas o confusiones en el contenido; 2) que dicho mensaje consensado se enviaría a la PGR y el GIEI mañana mismo; 3) que conjuntamente se decidiría qué respuesta dar a sus peticiones de hacer público dicho acuerdo o la respuesta en los dos o tres días posteriores.

“El GIEI también enfatizó en la reunión que uno de los expertos no podía salir públicamente a hablar en nombre del grupo colegiado sin presentar de manera clara a los integrantes del mismo y sin explicar por qué habían sido elegidos, información que el GIEI había propuesto hacer desde el inicio, dada la importancia del trabajo que harían”.

El grupo de expertos indicó que "considera roto el acuerdo de trabajo sobre el tema del basurero, visto la falta de cumplimiento del acuerdo de Washington y de los acuerdos tomados para este caso en el camino. También supone una ruptura de los criterios establecidos en las bases del estudio".