MILENIO DIGITAL
13 de julio de 2017 / 04:08 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Enrique Peña Nieto pidió incluir en un nuevo Código Penal penas más severas contra las personas que agredan a los policías.

“He dado indicaciones al secretario de Gobernación, al comisionado nacional de Seguridad, a la Consejería Jurídica para que durante la elaboración de un Código Penal único se revisen la profundidad, las agravantes en delitos cometidos contra policías y se hagan más severas las sanciones correspondientes”, dijo Peña al encabezar la ceremonia por el Día de la Policía Federal.

El Presidente urgió a los gobernadores a fortalecer las instituciones de seguridad, pues, dijo, el trabajo de la Policía Federal es de acompañamiento y no puede ser permanente.

“Es imperativo que todos los estado asuman el compromiso de fortalecer sus instituciones de seguridad con esfuerzos que vayan desde la capacitación y entrega de equipos hasta los controles de confianza y la dignificación de la profesión policial”, dijo.

El mandatario también pidió al Congreso aprobar el Mando Único, pues “es claro que necesitamos en todo el país policías mejor preparados, profesionales y cercanos a la ciudadanía”.

Agregó que México tiene retos muy grandes en seguridad, los cuales sólo se pueden enfrentar con éxito con personal cada vez más preparados, “por eso mandé al poder legislativo la iniciativa de Mando Único, con el objetivo de transformar mil 800 cuerpos policiacos en 32 policías estatales”.

En la ceremonia, el Presidente entregó grados a los agentes, becas educativas y 10 condecoraciones Caballero Águila a los familiares de los policías caídos.

En su intervención, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció a los policías federales por realizar tareas subsidiarias de seguridad en 335 municipios, donde las fuerzas locales fueron rebasadas por la delincuencia.

Dijo que los policías trabajan siempre a favor de la seguridad de México, incluso, "yendo más allá de su deber, realizando funciones que no les corresponde para, en muchos casos, asumir tareas de policías estatales o municipales, ahí donde las capacidades locales han sido rebasadas o nunca se han formado".

Aseguró que la Policía Federal ha dejado de lado los esfuerzos aislados y colabora con las autoridades locales y federales para proteger a la ciudadanía, pues, dijo, sólo mediante el fortalecimiento de de las instituciones se puede garantizar la seguridad.


pjt