MULTIMEDIOS DIGITAL
25 de mayo de 2015 / 12:36 p.m.

MONTERREY.- Las escenas que resultaron del tornado de seis segundos que costó la vida de al menos 10 personas en Ciudad Acuña, Coahuila, se convirtieron en un punto de morbo que atrajo a curiosos para tomar fotografías.

Lo anterior fue confirmado por el sacerdote Juan Armando Renovato, vocero de la Diócesis de Piedras Negras, quien puntualizó que estas acciones "entorpecen".

"Hay gente que solo va a ver y a tomar fotos y solo entorpecen desgraciadamente, hay mucha gente que viene para ver cómo quedó", dijo en entrevista con María Julia Lafuente en Telediario Mediodía.

Renovato dijo que lo que se requiere en este momento es el envío de ayuda a las personas que resultaron damnificadas, para lo cual ya fueron habilitadas las parroquias de la localidad como centros de acopio.

"Lo urgente de esta tragedia es que sepamos tenderla la mano a nuestros hermanos acúñense en cuanto a muebles y enceres".

También explicó que las zonas más afectadas son en los Altos de Santa Teresa y el sector de Santa Rosa. Protección Civil de la localidad hizo un llamado a los lugareños a extremar precauciones debido a las crecientes de los ríos.

El tornado ocurrió la mañana de este lunes con vientos de hasta 320 kilómetros por hora y tuvo una duración de seis segundos.

En su cuenta de Twitter, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, dio a conocer que Protección Civil de la Secretaría de Gobernación ya trabaja en coordinación con el gobierno de Coahuila para habilitar refugios temporales.