MILENIO DIGITAL
9 de junio de 2017 / 06:56 p.m.

MÉXICO.- Después de ser notificada de que había perdido la custodia de sus tres hijos, Mireya 'A' decidió envenenar a los menores, a sus padres y luego quitarse la vida.

Por la noche del miércoles, una empleada de la familia acudió al domicilio a solicitud del padre, quien no había tenido contacto con los niños en todo el día.

Al llegar al domicilio, ubicado en la colonia San Jerónimo Lidice en la delegación Magdalena Contreras, en la Ciudad de México, encontró a todos inconscientes y solicitó ayuda a la policía.

A la casa llegaron paramédicos quienes confirmaron la muerte de un niño de 10 años, dos niñas de 6, un hombre de 70 y una mujer de alrededor de 40, quien después se confirmó había sido la autora material del multihomicidio.

En la vivienda también encontraron inconsciente a una mujer de 68 años, la madre de Mireya, quién se encuentra hospitalizada.

En la casa, los peritos encontraron un arma corta junto a un mensaje en el que la mujer pedía que si alguno de los niños sobrevivía, le disparara.

Jesús Mora Lardizábal, abogado de la mujer, dijo que su clienta “buscó apoyo ante las autoridades familiares, las autoridades de la Procuraduría de la Ciudad de México, y no recibió ese apoyo”.

“Su decisión fue producto de un acoso de varios años por parte de su ex esposo”, enfatizó el defensor quien agregó que la mujer también acudió a la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México pero no tuvo respuesta.

El jurista narró que la Juez Decimo Primero de lo Familiar estaba ordenado la entrega de los niños con una “sentencia interlocutora del 25 de febrero de 2016, donde incluso condenaba a los abuelos y a la familia materna a que no podían tener contacto alguno con los menores”.

Según el abogado, la mujer había señalado que el padre de los niños cometía abusos contra ellos, razón por la cual pedía que no se le otorgara la custodia.

Por su parte, el padre de los menores había solicitado la custodia de los menores alegando que la mujer maltrataba a los infantes y padecía problemas mentales, los cuales podrían representar un riesgo para ellos.



dat