MILENIO DIGITAL
5 de agosto de 2015 / 08:34 a.m.

Ciudad de México.- Una tras otra pasaban las maletas en las bandas transportadoras en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Óscar Montes de Oca esperaba ver y recoger su valija después de un vuelo de Argentina con escala en Perú y Colombia, pero no la vio. Así que fue a reclamarle al personal de la aerolínea y ahí le dijeron que estaba su equipaje... con 20 kilos de cocaína.

Óscar
asegura -y dice que así se los dijo- que ese equipaje no era suyo. Eran 10 kilos más de lo que pesó su ropa y objetos personales en el aeropuerto de Argentina. A las autoridades no les bastó el argumento del muchacho de 23 años y lo encarcelaron en el penal federal de Tepic, Nayarit, por portación de droga.

El viernes 31 de julio Óscar llegó al aeropuerto del DF, bajó del avión alrededor de las 13:15 horas y fue a buscar su equipaje y al no verlo en las bandas se dirigió con el personal de la aerolínea "y le dijeron que ahí estaba su equipaje. Él dijo 'ese no es mío' pero asegura que lo obligaron a reconocer que era de él", afirmó en entrevista telefónica su primo Israel Álvaro Montes de Oca.

La familia del joven afirma que los 20 kilos de droga le fueron sembrados a Óscar, como le pasó al contador Ernesto de la Torre en noviembre de 2013, cuando llegó al aeropuerto del DF en un vuelo de Argentina que hizo escala en Lima. Otro caso fue el de la maestra de preescolar, Ángel de María Soto, quien viajó de Lima a la Ciudad de México. Los dos fueron liberados tras comprobar las irregularidades.

Israel explicó que Óscar es licenciado en Sociología por la Universidad Autónoma del Estado de México, trabaja como asistente de Yoab Osiris Ramírez, secretario del rector de esa casa de estudios, Jorge Olvera García, y actualmente estudia una maestría en línea.

El 20 de julio Óscar viajó de la Ciudad de México a Buenos Aires para vacacionar y visitar a los amigos que hizo en 2012 mientras estuvo de intercambio un trimestre en Universidad de Quilmes, Argentina.

Ahí estuvo durante nueve días. El 30 de julio voló hacia Lima, Perú, de ahí a Bogotá, Colombia y finalmente llegó en un avión de la aerolínea Avianca al aeropuerto de la Ciudad de México, donde lo hicieron asumir que una maleta con droga era suya.

Las autoridades trasladaron después al joven de 23 años a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, donde pudo llamar a su madre hasta las 03:00 horas del 1 de agosto y decirle que estaba detenido.

Al día siguiente Óscar fue trasladado y encarcelado en el penal federal de Tepic y volvió a hablar por teléfono con su familia.

"No se sabe oficialmente de qué se le acusa, pero es relacionado con drogas. Del proceso legal que están llevando los abogados no sabemos mucho, tampoco de qué es lo que han decidido, qué trámites han hecho pero se encuentran trabajando, recabando videos de los aeropuertos y toda la evidencia posible", explica su primo Israel

Amigos y familiares del joven crearon el 1 de agosto cuentas en redes sociales para exigir la liberación de Óscar; subieron mensajes, fotografías y videos para "dar testimonio de su vida y lo íntegro que es", dijo.

A las exigencias para liberar a Óscar se unió el rector de la UAEM, Jorge Olvera, quien condenó el arresto y afirmó que brindaría apoyo legal a los familiares.

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, publicó en su cuenta de Twitter que enviará un abogado para que defienda a Montes de Oca.