IMELDA TORRES
4 de septiembre de 2015 / 08:37 p.m.

San Luis Potosí.- En una colonia de la ciudad de San Luis Potosí, los padres de tres niñas planearon matarlas y después de discutir entre sí lo harían envenenándolas, ahorcándolas o ahogándolas, escogieron esta última opción. Las aventaron a las tres a un aljibe pero dos pudieron salir, mientras que la que murió, minutos antes había sido sometida sexualmente por su propio progenitor y cuando la aventó al agua, estaba demasiado lesionada que no se pudo salvar.

La tragedia fue descubierta luego de las investigaciones que llevaron a cabo agentes de la Policía Ministerial del Estado y después de conocer los resultados de la necropsia practicada al cuerpo de la menor que fue encontrada en el depósito de agua, donde se creía había caído accidentalmente. Fueron a entrevistar a los papás y estos confesaron lo que realmente había ocurrido.

Los hechos ocurrieron en el domicilio de la familia en calle Pánfilo Natera, en la capital potosina. Los investigadores y peritos resolvieron, de acuerdo a evidencias y confesiones, que Evelin, de siete años, había sido abusada sexualmente, para luego ser lanzada junto con su hermana de seis a la cisterna, en una acción ya previamente planeada para matarlas.

Hilario Israel y Alba Angélica, ambos de 26 años fueron detenidos y están a disposición del agente del Ministerio Público, luego de que durante su declaración por los hechos, confesaron ser responsables de la muerte de la niña y el atentado en contra de la segunda, y de resolver a última hora, perdonar la vida de la más pequeña.

Angélica relató que ella y su pareja tenían muchos problemas y que decidieron separarse, pero también matar a sus hijas para que nadie disfrutara ni peleara su patria protestad.