26 de octubre de 2014 / 04:06 a.m.

Chilpancingo .- La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Guerrero puso en marcha un operativo de resguardo y disuasión, en el que participan más de mil 500 elementos policiacos antimotines y operativos, con la intención de evitar que haya más saqueos.

Vía comunicado, la dependencia indicó que dichos elementos resguardan instalaciones estratégicas y de alta concentración social en las principales ciudades del estado, principalmente en Chilpancingo, Acapulco y Zihuatanejo.

También se informó que personal de la Fuerza Estatal realiza recorridos preventivos.

De igual manera, la Fiscalía General del Estado (FGE) inició las investigaciones correspondientes por los actos vandálicos, de rapiña y daños ocasionados por un grupo de personas a distintas tiendas comerciales de esta capital, entre ellas los centros comerciales Comercial Mexicana y Bodega Aurrerá.

El gobierno estatal reiteró que se procederá legalmente contra los probables responsables que los saqueos registrados en la mañana, para presentarlos ante las autoridades correspondientes.

FOTO: Reuters

ROGELIO AGUSTÍN