MULTIMEDIOS DIGITAL
22 de mayo de 2016 / 01:03 p.m.

México.- Por segundo día consecutivo, elementos de la Policía Federal desalojaron de manera pacífica a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación de la plaza de Santo Domingo, en las inmediaciones de la SEP, en el centro de la Ciudad de México.

Luego del desalojo de los inconformes, la Secretaría de Gobernación expresó que privilegia el diálogo antes que el uso de la fuerza para no afectar a terceras personas al garantizar el derecho a la libre manifestación de las ideas.

En un comunicado se informó que el retiro del campamento de la CNTE se dio después de un diálogo que se prolongó durante varias horas después de que se presentaran autoridades de la Policía Federal.

Uno de los oficiales invitó a través de un altavoz, a que dejaran sus casas de campaña, de lo contrario procederían a realizar un operativo conjunto con granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina.

"Los invitamos, de la manera más pacífica, a abandonar su plantón, de lo contrario nos veremos obligados a utilizar la fuerza. Permítanos canalizarlos y darles la oportunidad para que se retiren pacíficamente".

El mismo operativo se aplicó la madrugada del viernes, donde se les dijo a los integrantes de la CNTE que el gobierno les brindaba 24 camiones para llevarlos a sus estados para de esta manera dejar de invadir espacios públicos.

"Los invitamos a que abandonen este campamento, recojan sus cosas, la Secretaría de Gobernación ha destinado autobuses para que los lleven a sus lugares de destino y al lugar de origen de cada uno de ustedes, pueden disponer de las cajuelas para guardar sus pertenencias. Dentro de los autobuses hay ración de alimentos para ustedes".

Incluso vino la advertencia si recibían una respuesta negativa: "Hay muchos de ustedes que tienen órdenes de aprehensión; los invitamos a que se retiren pacíficamente y aborden los vehículos que están aquí".

Sin embargo, estas palabras son una amenaza, considera Enrique Enríquez, líder de la sección 9 de la Ciudad de México y asegura que el operativo se les intimidó con la presencia de más de mil elementos de la PF.

"Desde donde estábamos ubicados (sección 9 de la CNTE), que es en la calle Belisario Domínguez, pasaron 24 camiones: seis para Michoacán, uno para Guerrero, ocho para Chiapas, cinco con rumbo a Oaxaca y dos que no nos dejaron tomar información, porque pasaron muy rápido. Cuando los compañeros no están de acuerdo en subir a esos camiones y se les intimida y se les obliga, es un secuestro, y ante esto por eso estamos dando tres días de aquí al lunes para poder fundamentar bien la queja ante Derechos Humanos", dijo.

En rueda de prensa, anunciaron que la autoridad federal no los intimida y advirtieron que reanudarán su marcha este miércoles en el Hemiciclo a Juárez a la Secretaría de Gobernación; el jueves apoyarán a los padres de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y el viernes partirán del antimonumento a los 43, sobre Paseo de la Reforma, a la residencia oficial de Los Pinos.