MILENIO DIGITAL
30 de junio de 2017 / 11:30 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese al reciente asesinato de mandos de la Policía Federal en Veracruz, los agentes no tienen miedo de combatir la delincuencia en ese estado, aseguró Manelich Castilla, comisionado general de la PF.

"Hay un interés desmedido de la Policía Federal, de gente que quiere ir a trabajar a Veracruz", dijo en entrevista con Sergio Gómez para Milenio Televisión.

El comisionado de la Policía Federal dijo que la corporación no considera a ningún estado como foco rojo, aunque reconoció que hay entidades que necesitan atención prioritaria en materia de seguridad, entre éstas Veracruz.

El 24 de mayo, un comando asesinó a Juan Camilo Castagné, coordinador de la Policía Federal en Veracruz, y a dos agentes más, mientras comían en un restaurante en la comunidad de Cardel. En un operativo cinco días después del homicidio, la PF detuvo en Puebla a 10 personas presuntamente involucradas con el crimen.

"Podemos afirmar categóricamente que algunos de ellos están plenamente identificados y que, seguramente, algunas de estas personas tendrán muy pronto que estar en una prisión", dijo Castilla.

Aseguró que el asesinato de Castagné no afectó la moral de la corporación, pues "pocas veces había notado este interés de los elementos de no descansar, de doblar turnos, de no caer en el fácil recurso de 'estamos dolidos y tristes', sino que se pusieron a trabajar con gran intensidad" para dar con los responsables.

Castilla afirmó que el mejor homenaje para los oficiales caídos "es trabajar para hacerles justicia, no venganza".


mmr