ROGELIO AGUSTÍN | MILENIO
23 de noviembre de 2016 / 11:00 a.m.

CHILPANCINGO.- Policías comunitarios tomaron el Palacio Municipal de Teloloapan y cerraron tiendas departamentales, a dos días de que aparecieran descuartizados tres herreros secuestrados por una célula de la Familia Michoacana.

Los integrantes de la Policía Comunitaria Tecampanera (PCT) solicitaron que personal del Ejército Mexicano y la Policía Federal (PF) se ocupen de resguardar dicho municipio, ubicado en el límite de la Región Norte y la Tierra Caliente.

Además exigieron que se cumplan los acuerdos que firmaron con el gobierno estatal la mañana del 12 de noviembre, cuando cerraron la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano, tras el enfrentamiento que sostuvieron con sicarios de la Familia Michoacana, en las inmediaciones de Almoloya, cuando a bordo de 30 camionetas pretendían llegar a la cabecera municipal de Arcelia.

Tras la toma del ayuntamiento, los simpatizantes de la PCT cerraron las cuatro tiendas departamentales que operan en dicha ciudad, con la intención de llamar la atención del Gobierno de la República.

La movilización de la Tecampanera es consecuencia de un acuerdo de asamblea, misma que se convocó tras la confirmación de que los tres herreros secuestrados la mañana del 4 de noviembre habían sido encontrados muertos.

Solicitaron la instalación de bases de operaciones mixtas; puestos de vigilancia en las comunidades Totoltepec, Alahuixtlán y La Magdalena, consideradas como puntos de tránsito utilizados por células de la Familia Michoacana.