9 de febrero de 2014 / 10:33 p.m.

México.- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) enviará a las embajadas de Estados Unidos y Canadá cartas públicas solicitando una audiencia con el presidente Barack Obama, y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, durante su visita a México, prevista para este mes.

En rueda de prensa y a nombre de la dirección nacional del PRD, su secretario general, Alejandro Sánchez Camacho, expresó la preocupación de ese instituto político por la visita a México que ambos mandatarios efectuarán el 19 de febrero próximo.

En el acto, a nombre de la dirigencia nacional perredista, agregó que en las misivas “vamos a hacerles saber que estamos trabajando y luchando porque se lleve a cabo la consulta popular para 2015 y que sean las mujeres y los hombres de México, quienes decidan, finalmente, qué se debe de hacer con la reforma energética”.

Dijo que el PRD tiene plena seguridad que más de 60 por ciento de los mexicanos no están de acuerdo con que se privatice Petróleos Mexicanos (Pemex), y por esta razón existe el temor de algunas autoridades, así como del PRI y del PAN de preguntar a través de una consulta popular.

“Les vamos a hacer mención (a Obama y a Harper) que si la derecha en el Congreso de la Unión intenta bloquear la consulta popular de todos modos vamos a hacerla, con el marco legal que vamos a luchar por él, y si ellos se convierten en obstáculo lo haremos con la ciudadanía de manera abierta y de cara a la nación”, adelantó.

Sánchez Camacho anunció que además de las cartas, que serán enviadas en los próximos días, se hará una movilización para el 19 de febrero, cuyo punto de concentración se definirá en la próxima reunión de este órgano de dirección del partido.

“No podemos quedarnos cruzados de brazos porque es muy evidente que la reforma energética, en particular en el transitorio séptimo, se establece que las disposiciones legales sobre el contenido nacional deberán ajustarse a lo dispuesto en los tratados internacionales y acuerdos comerciales suscritos por México”, señaló.

Sostuvo que de facto los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista de México (PVEM) “dan un plazo para que dentro de cuatro meses el tema del petróleo concesionado y asignado en esta contra reforma entre en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con todas sus implicaciones”.

Refirió que en el capítulo sexto de dicho tratado, el Estado mexicano se reserva para sí mismo -incluyendo la inversión y la prestación de servicios- las actividades estratégicas de exploración y explotación de petróleo crudo y gas natural, refinación o procesamiento de petróleo crudo y gas natural y producción de gas artificial, petroquímica básica, y sus insumos y ductos.

Todo lo anterior, aseguró, cuando se modifica el Artículo 28 constitucional y pierde el carácter de estratégico el tema del petróleo, en ese instante, se convierte como mercancía común, igual que la electricidad, y por lo tanto queda al arbitrio y descubierto para que entre en el Tratado de Libre Comercio.

Por tanto, aseveró, “estamos convencidos que esa visita de los dos mandatarios, más que de cortesía y diplomacia, es adelantar los términos de la entrega de nuestra riqueza natural”.

NOTIMEX