15 de junio de 2014 / 08:59 p.m.

México.- Las autoridades sanitarias mexicanas se preparan ante la eventual llegada a territorio nacional del virus chikungunya, el cual actúa de manera similar al dengue, pero con menor letalidad.

La Secretaría de Salud y la representación en México de las organizaciones Panamericana de la Salud (OPS) y Mundial de la Salud (OMS) señalan que la enfermedad presente desde diciembre de 2013 en países caribeños y recientemente en América Latina, no debe alarmar a la población.

En entrevista con Notimex, la representante de la OPS/OMS en México, Maureen Birmingham, explica que este virus se trasmite por los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, que son los mismos vectores del dengue.

El virus ha causado brotes masivos y sostenidos hace más de una década en Asia y África, con más de dos millones de personas infectadas.

“No es una sorpresa que lo vamos a ver en más países, por eso más naciones están con sus sistemas de salud preparados para detectarlo. Hay que vigilar y detectar, y capacitar para que los doctores puedan distinguir entre chikungunya y dengue, pero no es una situación de pánico”, subrayó.

En tanto que el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), de la Secretaría de Salud, Jesús de Felipe González Roldán, dijo que se trata de una enfermedad emergente para la cual se está preparando nuestro país.

Expuso que de acuerdo a los reportes de la OPS/OMS, hasta el 6 de junio de este año, se tenían reportados casi cuatro mil 500 casos en El Caribe.

"Tenemos identificada la posibilidad de que pueda darse, se tiene una fortaleza en la vigilancia epidemiológica y con la red de laboratorios para hacer diagnostico en cuanto se sospeche de un caso, se ha establecido la información a los estados, sobre todo del sur-sureste, que es la posibilidad de que entre por ahí”, señaló.

González Roldán comentó que el cuadro clínico es muy similar al de dengue, con fiebre, nada más que con cnikungunya por arriba de 39 grados, dolor articular y muscular severo, dolor de cabeza, a veces con náusea y vómito, y en algunos casos con lesiones en la piel en tronco y extremidades.

Estos datos clínicos pueden aparecer entre dos y 15 días después de la picadura del mosco, aunque la mayoría de los casos son asintomáticos.

Por su semejanza con los síntomas de dengue, se está capacitando al personal médico, principalmente de las zonas del Sur-Sureste y del Pacífico, para que pueda distinguir entre dengue y chikungunya, resaltó.

No existe un tratamiento específico para la enfermedad por tratarse de un virus, por lo cual la atención se dirige principalmente a aliviar los síntomas, incluyendo el dolor en las articulaciones.

La recomendación de las autoridades sanitarias nacionales e internacionales, es evitar encharcamientos de agua, sobre todo en llantas, con el fin de evitar criaderos de los moscos trasmisores; recortar la maleza, usar ropa con mangas largas, utilizar repelente, acudir al médico ante síntomas de la enfermedad y no automedicarse, entre otras.

Y es que, reportes periodísticos señalan que ya existen 12 mil casos en Santo Domingo, República Dominicana, y la presencia de este virus en Venezuela.

FOTO: ArchivoNOTIMEX