REUTERS E IGNACIO ALZAGA
8 de mayo de 2016 / 11:35 a.m.

México.- Luego de que el líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, 'El Chapo', fuera trasladado a un penal de Chihuahua, y que la Secretaría de Gobernación asegurara que fue para reforzar la seguridad en la cárcel de Almoloya, Ciudad de México, trascendió que el capo podría ser extraditado antes de julio.

Al menos así lo señala la agencia Reuters de acuerdo a la declaración de un alto funcionario de seguridad del gobierno mexicano que emitió declaraciones bajo condición de anonimato.

"Creo que en este primer semestre lo van a hacer", comentó.

Un funcionario del estado Chihuahua, que también pidió no ser identificado, dijo que la existencia de un consulado estadounidense en la entidad podría ayudar a que el traslado de Guzmán pueda ser procesado más rápido que a través de la embajada de Estados Unidos.

El funcionario dijo que creía que Guzmán podría ser enviado a Estados Unidos en cuestión de semanas.

Autoridades de Estados Unidos, como lo es la Corte de Chicago, han solicitado su extradición para juzgarlo por varios casos de tráfico de estupefacientes.

Horas antes de su traslado, un juez en México validó un dictamen en la que establece que existen las condiciones legales para la entrega del narcotraficante, sin embargo, falta que la Secretaría de Relaciones Exteriores tome en cuenta esta opinión como requisito para el procedimiento.

Ante tales declaraciones, uno de los abogados de Guzmán, José Refugio Rodríguez, declaró a Milenio que es un hecho que la SRE autorizara la extradición a Estados Unidos. Sin embargo, advirtió que para esta resolución, la dependencia federal tiene 30 días, periodo que no puede ser usado para promover juicios de amaro.

Rodríguez señaló que puede tardar un año o más para resolver en definitiva si 'El Chapo' Guzmán queda a disposición de las cortes estadounidenses que lo reclaman.

Otro de los abogados del poderoso narcotraficante, Juan Pablo Badillo, dijo en una entrevista que su equipo de defensores estaba planeando reunirse para redefinir su estrategia ante los tribunales tras el abrupto traslado, pero que en este momento no podía ser extraditado porque hay amparos vigentes.

"Qué tal si llegara Donald Trump (al poder), él dice que quiere llevarse al Chapo allá para patearle el trasero (...) es un temor fundado de que vayan a ocasionarle un daño mayor, hasta privarlo de la vida", comentó.