MILENIO DIGITAL
27 de abril de 2017 / 08:10 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Sección Instructora de la Cámara de Diputados envió a la congeladora el juicio de desafuero contra Antonio Tarek Abdalá, ex tesorero del gobierno de Veracruz durante la administración de Javier Duarte, argumentando que cuenta con un amparo para evitar cualquier acción penal emitida por la Fiscalía General de Veracruz, quien solicitó el juicio de desafuero.

El PAN y PRD acusaron al PRI de enviar el tema al "limbo de la impunidad" y llamaron al presidente de la Sección Instructora a emitir un dictamen, tras afirmar que aún se encuentran en tiempo.

La instancia legislativa sabía de la suspensión desde la primera semana de febrero, reconoció su presidente, el diputado priista Ricardo Ramírez Nieto.

Al respecto, dijo que esperaban que el amparo fuera revocado a fin de que se pudiera dictaminar el juicio de procedencia contra el legislador veracruzano.

El priista acusó al fiscal general de Veracruz, Jorge Winkler, de “obstruir la acción de la justicia, al ocultar y distorsionar la información que tenía sobre el amparo” tras afirmar que conocía de este cuando presentó la solicitud de desafuero en enero pasado.

Tras una reunión de más de una hora, los integrantes de la Sección Instructora (Juan Pablo Piña del PAN, Omar Ortega del PAN, Sandra Méndez y Ricardo Ramírez Nieto) dieron una pequeña conferencia en la que se confrontaron uno a otro. La oposición acusó al PRI de proteger al ex funcionario.