MILENIO DIGITAL
8 de mayo de 2017 / 02:08 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Enrique Peña Nieto reconoció que México aún tiene problemas y rezagos como cualquier otra nación en el mundo, pero llamó a no caer en "salidas fáciles" y no perder el rumbo, porque para repartir riqueza primero es necesario generarla.

De gira por Yucatán, donde inauguró una planta de Grupo Modelo, el mandatario recordó que México es una nación en desarrollo y que su gobierno "cree en la empresa privada, cree en la libre competencia, cree que la generación de riqueza es la mejor forma para combatir la desigualdad y la pobreza y que el reparto de esa riqueza generada viene a través de las políticas públicas que un gobierno genera para atender a los sectores menos favorecidos".

El mandatario agregó que "no hay riqueza que repartir si no se produce y si no se genera y eso es lo que México ha venido generando y consolidando en los últimos años".

Por eso, señaló "mi reiterado llamado a no dejarnos caer en las salidas fáciles. Sí, es cierto que somos un país que todavía tiene problemas, rezagos, como ocurre a cualquier nación, no hay país del mundo por más desarrollo que tenga que no enfrente problemas colectivos, problemas para su sociedad y que es el esfuerzo de gobierno y sociedad lo que permite ir erradicando, combatiendo y haciendo menos esos problemas".

Pidió también "estar a la altura de reconocer los avances que como nación hemos tenido y que han posibilitado que empresas como Modelo ABInBev y otras vean a México como un destino confiable".

El mandatario llamó a que "no perdamos rumbo, mantengámonos en esta conciencia colectiva de lo que importa al mundo o lo que importa a los mexicanos. Queremos desarrollo, queremos crecimiento, queremos combatir la pobreza y es generando riqueza, es haciendo de México un país cada vez más confiable, dispuesto a atraer inversiones y a acompañar el crecimiento de México".