MILENIO DIGITAL
21 de marzo de 2017 / 02:28 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Enrique Peña Nieto promulgó las reformas a la Ley General de Educación, con el fin de facilitar la revalidación de estudios a los mexicanos en el exterior, especialmente los ‘dreamers’.

Explicó que esta reforma se trata de un trámite legislativo que beneficiará a los miles de mexicanos que realizan estudios en el extranjero, ya que “será más sencillo el proceso de revalidación de estudios, quitando trabajas y barreras burocráticas” como la apostilla y la revisión de antecedentes académicos.

Además, dijo que se simplificará la revalidación de profesiones reguladas como la abogacía, y las no reguladas se harán prácticamente de manera automática.

Agregó que también se permitirá que los migrantes que carezcan de papeles puedan ingresar al sistema escolar, con lo cual “con absoluta confianza respaldaremos a los mexicanos que regresen del extranjero”.

Peña Nieto pidió al secretario de Educación, Aurelio Nuño, implementar las siguientes tareas con un sentido de urgencia:

-Fortalecer las acciones del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) en las plazas comunitarias en México y Estados Unidos para que sus beneficiarios completen la educación primaria y secundaria

-En coordinación con la Secretaría de Educación instalar módulos educativos en los once puntos de repatriación de la frontera norte y el Aeropuerto internacional de la Ciudad de México para difundir la oferta educativa de la SEP.

-Implementar un programa especial para los jóvenes que vuelven y no domina el español.

-Impulsar un programa especial de certificación y capacitación de competencias laborales.

-Aprovechar el conocimiento del inglés de los migrantes para incorporarlos en la enseñanza de ese idioma en el sistema educativo.
-Implementar los lineamientos requeridos para hacer operativa esta reforma.

Reiteró que los mexicanos en el exterior "no están solos, seguiremos utilizando todos los recursos legales, institucionales y diplomáticos a nuestro alcance, para que se respeten sus derechos humanos y su dignidad y para seguir construyendo aquí, en su tierra más oportunidades de superación".

Señaló que como sociedad y como país "tenemos el deber ético y moral de recibirlos con los brazos abiertos, de tratarlos con respeto y dignidad, de asegurarles eficacia gubernamental para que puedan lograr una pronta incorporación a la actividad que deseen llevar a cabo en nuestro país"

En su intervención, los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Pablo Escudero y Guadalupe Murgías, respectivamente, dijeron que el Congreso no dejará solos a los migrantes y que la promulgación de esta reforma es una muestra de ese compromiso.
Escudero dijo que es “importante que los jóvenes que están allá (Estados Unidos) sepan que aquí hay futuro, que aquí hay buenos resultados y que pueden seguir su vida de manera adecuada aquí”.

Aseguró que con esta reforma “no sólo está pensada en los migrantes, también en los jóvenes que se encuentran en una situación de movilidad o de tránsito”.

Por su parte, Murguía dijo que la reforma da certeza jurídica a los migrantes que regresen a México y les da la seguridad de que podrán continuar con su vida en el país.