NOTIMEX
19 de noviembre de 2016 / 12:03 p.m.

PERÚ.- La posición de México ante el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), frente a los posicionamientos del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, es que este instrumento debe modernizarse, antes de renegociarse, subrayó el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto.

En su primera participación en el marco de la 24 Reunión de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), el mandatario mexicano apuntó que para México “más que hablar de renegociación (de este tratado), es hablar de modernización”.

Después de más de 20 años, “hemos aprendido que el NAFTA (por sus siglas en inglés), puede ser modernizado, pueden incorporarse elementos que cuando se firmó no estaban considerados, además de que se han sucedido acuerdos con otros países y regiones, apuntó al participar en el Panel 10 de este encuentro, titulado: “Re diseñando el Comercio”.

Se pronunció por hacer del TLCAN “un vehículo más potente, más moderno, que nos permita consolidarnos en esta relación estratégica con Estados Unidos y Canadá, en una región más productiva y competitiva”.

En la mesa moderada por el editor del Financial Times, Sean Donnan, el presidente de México, enfatizó que “a final de cuentas, tanto México como Estados Unidos y Canadá, somos una región que se ha venido consolidando como nodo logístico, con el potencial de convertirse en una de las regiones más productivas y competitivas”.

Peña Nieto dijo que esta alianza, ha propiciado una integración comercial que favorece la generación de cadenas de valor, y que frente a los posicionamientos del presidente electo de Estados Unidos, se debe privilegiar el diálogo como una ruta para poder construir una nueva agenda en la relación bilateral.

Indicó que en esta nueva etapa en la relación con Estados Unidos, México quiere darle la justa dimensión, en términos comerciales, tanto a las empresas mexicanas que invierten en el vecino país del norte, como a las compañías norteamericanas que invierten en México.

Acompañado por el Primer Ministro de Nueva Zelanda, John Key, así como por directivos de empresas globales, el mandatario mexicano recalcó que tiene una posición optimista para encontrar una nueva oportunidad para potenciar esta alianza.

Afirmó que en los últimos años, México se ha mantenido como un país abierto al mundo, en favor de la apertura de la ruta comercial para impulsar el crecimiento económico, y recalcó que en el TLCAN, Estados Unidos es un socio estratégico.

Durante su participación en esta mesa, el primer mandatario llamó a no dejarse confundir por los sentimientos proteccionistas que empiezan a surgir en distintas partes del mundo, “a partir de lo que algunos suponen, han sido un impacto negativo, los acuerdos de libre comercio”.

Expuso que la globalización ha aportado más beneficios que perjuicios, pero que hay que esperar el posicionamiento de Estados Unidos, que será un factor importante de este acuerdo, “del que México ha sido importante promotor, y ha alcanzado mayor desarrollo a partir de este instrumento”.

Peña Nieto apuntó que más allá de liderazgos, la relación central, dada su condición geopolítica, es con Estados Unidos, por lograr una integración más consolidada con Norteamérica, debido “al comercio e integración que ya tenemos”.

Dijo que “México seguirá siendo un ferviente creyente de la apertura, que ha significado un paradigma en el desarrollo del país en los últimos 30 años”.

Peña Nieto reconoció que hay incertidumbre por la definición que tenga el gobierno norteamericano sobre su eventual participación, o bajo qué modalidad, pueda participar en el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP).