17 de marzo de 2014 / 05:11 p.m.

Tlaxcala.- Con el uso de nuevas tecnologías y evitando la aplicación de fertilizantes químicos en la agricultura, se podría mejorar la calidad de las hortalizas y granos que se consumen en el país y hacer un cambio positivo a los cultivos orgánicos aseguró Rafael Salas, presidente de la Fundación Liderazgo Joven.

En entrevista con Notimex, el también estudiante de la maestría en Ciencias Ambientales en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, señaló que actualmente el riego de los cultivos en estados como Tlaxcala son realizados con aguas de mala calidad, debido a la contaminación que causan empresas y descargas residenciales.

Ríos como el Zahuapan, el cual atraviesa esta capital y diversos municipios del estado, señaló, están muy contaminados, sobre todo en lugares donde se siembran hortalizas como es la zona sur del estado.

Esto de acuerdo con estudios del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), subrayó.

"El proyecto que estamos impulsando se llama Organicuo, y se trata de que cambiemos a la producción de cultivos orgánicos, los cuales deben estar libres del contacto con aguas que contengan algún tipo de químicos o de excreta humana".

Salas Vázquez dijo que "lamentablemente las aguas del río Zahuapan están saturadas de químicos y desechos, por lo que no deberían ser buenas para la agricultura de Tlaxcala".

Explicó que las presas derivadoras que se ubican en el Distrito de Riego 056, el cual le corresponde al municipio de Tlaxcala y varios más aledaños a este, "sólo distribuyen las aguas del río, pero esto debería ser acompañado con un tratamiento de aguas adecuado".

"Se distribuye -hacia los cultivos- agua sucia en lugar de que se trate y por ello estamos manteniendo encuentros con productores para invitarlos a participar en el proyecto".

Detalló que, "lo que estamos promoviendo es cambiar este paradigma y que se promueva ya el cultivo orgánico a través de agua limpia, esta la podemos sacar de tecnologías como las máquinas que condensan agua del aire".

"Se llaman generadores atmosféricos que pueden producir hasta 5 mil o 6 mil litros de agua, sólo del medio ambiente, de la humedad del aire".

Otro sistema de tecnología limpia es el de captar el agua de lluvia, "pues actualmente la desperdiciamos, no captamos el liquido de las precipitaciones fluviales a través de instalaciones adecuadas".

Asimismo, "hay un gel, que se llama Lluvia Sólida, que no es tóxico, y se esparce en las tierras de cultivos y que absorbe el agua de lluvia, se esponja y la va liberando poco a poco" en las plantas.

"Hay otras formas más, y es lo que en Harvard yo he estado viendo y quisiera que se aplicara en el campo de Tlaxcala y de todo México, porque las condiciones están ahí y sólo es el apostarle a las nueva tecnologías -que- pueden elevar la calidad de vida a los productores y sobre todo darle plusvalía a los productos", indicó.

Por ejemplo, subrayó, el kilogramo de tortilla orgánica se vende en Estados Unidos hasta en 16 dólares, "imaginemos que produjéramos aquí tortilla orgánica la podríamos exportar, ello significaría muchos mayores ingresos, pero siempre y cuando sea orgánica".

Dijo que las nuevas tecnologías ya son recurrentes en estados de la Unión Americana como California, "la cual está a la vanguardia de la agricultura a nivel internacional".

Apuntó que en el mencionado distrito de riego se están irrigando dos mil hectáreas con estas aguas poco adecuadas para los cultivos.

"Se van desde el municipio de Tlaxcala y Panotla hasta la zona de Tepetitla, en el sur del estado, así como a la región de Nopalucan, lo que es lamentable porque los tlaxcaltecas vamos a seguir consumiendo alimentos como hortalizas que ya tienen altas concentraciones de plomo", añadió.

Expuso que en comunidades del municipio de Tepetitla "ya hay casos atribuidos al uso de aguas contaminadas del río Zahuapan, hay personas que presuntamente tienen problemas de cáncer y malformaciones por años de habitar y consumir productos irrigados con estas aguas".

Señaló que se encuentra en México, antes de continuar sus estudios en la universidad de Harvard, una de las más prestigiosas de Estados Unidos, para promover el uso de tecnologías que captan agua del ambiente y otras afines a los cultivos orgánicos.

Explicó que en la zona sur del estado se cultivan hortalizas como rábano, pápalo, y granos como el maíz.

"Por ello estamos sosteniendo encuentros con los productores, en coordinación con una organización campesina llamada Central Campesina Independiente (CCI), para promover estas tecnologías, para hacer la conversión hacia cultivos orgánicos, cultivos más sanos", finalizó.

NOTIMEX