13 de marzo de 2014 / 05:23 p.m.

Guadalajara.-El Consejo Económico y Social de Jalisco (Cesjal) emitió una propuesta de profesionalización de los servicios de transporte público urbano en el estado, primordialmente en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Refirió que diariamente el 70 por ciento de la población en esta metrópoli, particularmente aquellas personas cuya situación económica es precaria, deben recurrir a los servicios de transporte público urbano (camiones, trolebuses, taxis, macrobús y tren ligero).

Añadió que se estima que en esta capital el servicio de transporte urbano moviliza alrededor de cuatro millones de pasajeros al día, lo que representa un movimiento económico de 28 millones de pesos diarios.

"Es claro que la mayor parte de los ciudadanos jaliscienses requieren los servicios del transporte público urbano para ejercer sus legítimos derechos y cumplir sus obligaciones y responsabilidades ciudadanas", apuntó.

Reiteró que los servicios de transporte público urbano son de alto interés social, de enorme importancia económica y estratégicos para la vida social de nuestro estado. Sin embargo, tienen un alto costo y son de alta peligrosidad para los usuarios.

Subrayó que se debe resolver integralmente el problema del transporte público urbano, evaluando la planeación y el diseño del entorno urbano y su relación con el sistema de rutas y conexiones viales, que permitiría frenar el acelerado deterioro medioambiental de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Así como para descongestionar muchas de las calles y avenidas generadoras de accidentes automovilísticos y conflictos interpersonales y, por último, evaluar los escasos, obsoletos e ineficientes procesos de educación vial para la ciudadanía.

El Cesjal añadió que el objetivo es educir los accidentes en que se ven involucradas las unidades del servicio del transporte público urbano, peatones y unidades del transporte particular; mejorar la calidad del servicio al usuario de las unidades del transporte público urbano.

Facilitar los procesos de integración y de reintegración social de las personas con discapacidad y de las personas adultas mayores proporcionándoles servicios accesibles de transporte público urbano; promover una cultura de autoprotección, cortesía, respeto y solidaridad en los procesos de movilidad ciudadana urbana.

Por ello, el Cesjal pidió que se diseñe e implemente un sistema formal de evaluación médica y psicológica a los aspirantes y a los actuales operadores de las unidades del transporte público para garantizar un servicio seguro, respetuoso y eficiente.

Pidió que se diseñe e implemente un nuevo sistema de capacitación y adiestramiento, actualización y certificación para los operadores de las unidades para el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes congruentes con un servicio de alta calidad y de atención al usuario.

También, capacitación y un sistema de certificación multidisciplinaria para los operadores de las unidades; un sistema de limpieza al término de cada ruta en el interior de cada unidad; programas en las escuelas y en la comunidad para los usuarios.

Asimismo, que se diseñe un nuevo sistema de salarios fijos, de prestaciones e incentivos para los operadores de las unidades que elimine las posibilidades de que los operadores "compitan" para ganar pasaje.

Finalmente, deberá reconocerse a esta actividad laboral como de alto riesgo, como ya la Ley Federal del Trabajo lo reconoce a otras actividades laborales; que se incorporen a las unidades del transporte público sistemas electrónicos de prepago para evitar incorporar en el trabajo de los operadores las actividades de cobro.

Notimex