ROGELIO AGUSTÍN | MILENIO
7 de diciembre de 2016 / 09:33 a.m.

MÉXICO.- La pugna entre los integrantes de La Familia michoacana y Los Tequileros en la región de la Tierra Caliente de Guerrero es en realidad un conflicto entre parientes, señaló el comandante de la 35 Zona Militar, José Francisco Terán Valle.

Destacó que el Ejército mantiene activas sus bases de operación en la zona y participa en el operativo que se implementa para tratar de desmantelar a la banda de delincuentes que encabeza Raybel Jacobo de Almonte (Tequileros), a quien se le atribuyen los últimos secuestros ocurridos en Ajuchitlán del Progreso.

De la pugna que mantiene dicha organización con integrantes de La Familia, liderada por Jhonny Hurtado Olascuaga, dijo que hay datos que permiten establecer que se trata de una confrontación entre organizaciones integradas por parientes.

“Ellos se secuestran entre sí, se hacen reconocimientos y posteriormente se liberan”, refirió el mando militar en las regiones Centro, Norte, Montaña y Tierra Caliente.

Respecto a los secuestros colectivos de personas, dijo que es un modus vivendi que comparten ambas organizaciones delictivas, lo que también confirma la cercanía que hay entre sus integrantes.

En la región Centro, dijo, hay una pugna muy fuerte entre otros dos grupos delictivos, cuya lucha afecta los municipios de Zitlala, Tixtla y Chilpancingo, de ahí que se observen trabajos institucionales encaminados a revertir los niveles de violencia.