MULTIMEDIOS DIGITAL
7 de julio de 2017 / 05:20 p.m.

ESPECIAL.- Con quemaduras en el 70% de su cuerpo, un menor de 5 años de edad, fue quemado por su padrastro con un tanque de gas de la cocina, el cual utilizó como soplete para cometer el crimen.

La madre del pequeño, identificada como Karen Flores, de 26 años de edad, también fue alcanzada por las llamas en el intento de querer defender a su hijo la noche del miércoles.

El infante murió el día de ayer en un hospital, de acuerdo a la versión de la PGJE.

El ataque sucedió cuando Flores y su hijo se encontraban en su domicilio localizado en la colonia Mariano Matamoros, en Tijuana, Baja California.

Las víctimas resultaron con heridas de segundo y tercer grado; la fémina tenía quemaduras en el 80% de su cuerpo.


dezr