13 de enero de 2015 / 12:03 a.m.

Chilpancingo.- Integrantes de la CETEG, padres de los estudiantes desaparecidos y normalistas rurales de Ayotzinapa quemaron una camioneta oficial y la puerta principal del 50 batallón de infantería de la 35 zona militar.

Los maestros, padres de familia y estudiantes arribaron a la zona militar de Chilpancingo después de las 16:00 horas y se encontraron con el cuartel general resguardado por policías antimotines y personal militar además de una alambrada que no pudieron romper para ingresar al interior.

Por medio de un altavoz los mandos de la 35 zona militar convocaron a los padres a conducirse con respeto a las instituciones y les pidieron la integración de una mesa de diálogo para exponer sus demandas.

A la propuesta, los manifestantes respondieron que solamente querían la devolución de los jóvenes desparecidos en Iguala.

El señor Melitón Ortega, padre de uno de los desaparecidos, acusó a policías militares de estar vinculados con la delincuencia y señaló que por esa razón se habían realizado las protestas de este lunes.

Para las 17:00 horas la Sociedad de Alumnos y los padres de familia acordaron retirarse y fue entonces cuando llegó una camioneta oficial y le prendieron fueron en la puerta de acceso del 50 batallón, ante la mirada de los uniformados.

Para las 17:30 el contingente inconforme se había retirado y el cuerpo de bomberos de Chilpancingo se daba a la tarea de sofocar el incendio.

FOTO Y TEXTO: ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN