13 de octubre de 2014 / 11:58 p.m.

Chilpancingo.- Luego de la salida de trabajadores del Palacio de Gobierno de Guerrero, un grupo de normalistas lanzaron piedras contra el inmueble y le prendieron fuego; también incendiaron un camión repartidor.

El fuego consume desde las 18:00 horas la sede del Gobierno estatal, en donde se encuentran cinco unidades de bomberos intentando sofocar la conflagración, sin que hasta el momento hayan logrado su objetivo.

Antes de abandonar el edificio de Tierra Caliente, por lo menos un centenar de normalistas ingresó al edificio que alberga el Poder Ejecutivo local causando diversos destrozos.

Los manifestantes replegaron al personal de vigilancia y entraron a todas las áreas administrativas, destruyendo a su paso los ventanales de los edificios Costa Chica, Costa Grande, Acapulco, Región Centro, Norte y Montaña; el que sufrió más daños fue el de Tierra Caliente.

En la zona donde ocurre el incendio se encuentra documentación de la Secretaría General de Gobierno del Archivo General del estado, parte de la Contraloría General del estado y están las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social.

GOBIERNO OFRECE DIÁLOGO

Pese a los destrozos, el gobierno de Guerrero dijo que está abierto al diálogo con los normalistas de Ayotzinapa y ratificó que su compromiso prioritario en estos momentos es la búsqueda de los 43 jóvenes que permanecen desaparecidos desde la noche del 26 de septiembre.

Con el edificio de Tierra Caliente humeando a sus espaldas, el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, manifestó su rechazo a los actos que calificó como vandálicos, ocurridos a partir de las 18:00 horas en el edificio que ocupa el Poder Ejecutivo, sin embargo, reiteró que lo apremiante es sumar fuerzas y voluntades para rescatar a los desaparecidos.

El secretario de Seguridad Pública, Leonardo Vázquez Pérez, anticipó que este martes habrá un despliegue importante de policías antimotines en Chilpancingo para resguardar la vida cotidiana y laboral de los ciudadanos.

Destacó que durante los hechos se aplicaron los protocolos y se respetaron los Derechos Humanos y "todo lo que corresponde y marcan nuestros manuales".

En alusión a que se espera la llegada de normalistas rurales de Michoacán, el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, confirmó que hubo destrozos en el Palacio Municipal tras los hechos registrados en el Palacio de Gobierno y pidió que haya un espacio para reflexionar sobre la necesidad y que regrese la tranquilidad al estado sin renunciar al reclamo de justicia para los jóvenes muertos en Iguala.

En la conferencia estuvieron presentes abogados y notarios que realizan un recuento con peritos de la PGJ estatal para valuar los daños cometidos por los jóvenes.

Al término de la conferencia, Martínez Garnelo reiteró su llamado a la concordia y pidió que no se pierda de vista lo más importante, que es la búsqueda de los 43 alumnos de primer y segundo año de la Escuela Normal Rural 'Raúl Isidro Burgo', desaparecidos por policías preventivos de Iguala.

FOTO: ROGELIO AGUSTÍN / MILENIO

ROGELIO AGUSTÍN