MILENIO DIGITAL
26 de octubre de 2016 / 12:11 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los rizos rubios de Diego Cruz Alonso desaparecieron. Ahora su cabello es negro y corto.

Su papá, Héctor Cruz, afirmó en abril que su hijo no había huido del país tras enterarse de que era acusado de violar a la joven Daphne, en Veracruz, el 2 de enero de 2015. Precisó que estaba en Bilbao, España, como parte de un viaje programado para realizar un trámite escolar.

Así quería 'porky' detenido en España ocultar su identidad
Antes de ser detenido, el joven tenía cabello rizado, en color rubio. | FOTO: ESPECIAL 

"Está en Bilbao, España. Desde el año pasado planeaba que se iba a ir este semestre a España. Hubo muchos cambios; todo esto no lo traemos de ahorita, lo traemos de hace un año. Ha sido una pesadilla", dijo en entrevista.

El caso fue denunciado hasta mayo de 2015, cuatro meses después. Javier Fernández, papá de Daphne, denunció a Jorge Cotaita Cabrales, Gerardo Rodríguez Acosta, Diego Cruz Alonso y Enrique Capitaine Marín de violar a su hija.

El papá de Daphne difundió en redes sociales un video donde se ve a los cuatro jóvenes acusados de la violación. En esa grabación se ve a Cruz Alonso con rizos rubios.

El 10 de junio, Cruz Alonso fue detenido en Madrid tras ser identificado debido a la alerta emitida por la Interpol. Para que no fuera arrestado fingió tener otra identidad.

Hoy el joven de 21 años entró a la sala de la Audiencia Nacional de España para declarar por el caso. Estaba esposado.

Cruz Alonso llegó a la sala con nuevo look: pelo corto y lentes de pasta. Vestía jeans blancos, sudadera verde y tenis negros. En todo momento se mostró nervioso, sumiso, y casi al final de la sesión incluso llegó al llanto.

En la audiencia, el joven se negó a ser extraditado y dijo que la acusación en su contra es una "elaborada extorsión" del padre de Daphne.

En su auto judicial, el juez Ismael Moreno subrayó que Cruz Alonso abandonó México pese a tener conocimiento de que existía un procedimiento judicial contra él mismo "por hechos muy graves" y que resulta "significativo" que se niegue a entregarse a autoridades mexicanas pese a rechazar su implicación en los hechos.