20 de septiembre de 2014 / 12:43 p.m.

Sonora y México.- Carlos Jesús Arias, titular de la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC) de Sonora, dijo que existe la posibilidad de cerrar la mina Buena Vista del Cobre ante la negativa de permitir el ingreso de inspectores de esa dependencia.

"Si es necesario que suspendamos toda la mina, lo vamos a hacer", aseguró en entrevista.

Ante la presencia de un socavón vacío en el represo que se apreció desde un sobrevuelo, el funcionario dijo que se acudió a la mina con notario público y que no se le permitió la entrada.

Por ello, Carlos Arias informó que se presentará en los próximos días con la fuerza pública con el fin de hacer la inspección.

De acuerdo con las reglas de Protección Civil, se tiene que hacer un diagnóstico de riesgo para certificar si se violaron los sellos de suspensión de operación.

Arias no descartó la opción de iniciar incluso procedimientos penales contra personal de Buena Vista del Cobre ante la negativa de cumplir los protocolos de Protección Civil Estatal.

El titular de la UEPC asegura que luego del derrame del pasado 6 de agosto la mina bombeó deliberadamente tóxicos en el arroyo Las Tinajas.

Aseguró que el gigante minero continúa "con sus tropelías cometiendo delitos ecológicos" al hacer descargas deliberadas de tóxicos, tras el derrame de 40 mil metros cúbicos de tóxicos que afectan a más de 25 mil pobladores del río Sonora.

"El gobierno del estado rompe totalmente cualquier tipo de relaciones con la empresa minera de Cananea", expuso Arias.

Dijo que la empresa negó en dos ocasiones el acceso a los inspectores para verificar y constatar el cumplimiento de las sanciones impuestas.

El titular de la UEPC mostró fotografías tomadas el pasado 24 de agosto donde se observa equipo de bombeo de la empresa para hacer descargas al arroyo Las Tinajas y de ahí al río Bacanuchi, sobre el represo provisional que se construyó el 7 de agosto para contener el derrame "y esto es una acción criminal de la empresa".

SEGOB

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se reunió en privado con el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, con quien acordó mantener un diálogo permanente para trabajar en colaboración, tras el derrame de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre acidulado en los ríos Sonora y Bacanuchi.

Sin embargo, Osorio Chong y Padrés, quienes se reunieron alrededor de las 11 de la mañana en la oficina del secretario de Gobernación, no acordaron fecha para un encuentro próximo.

En la reunión privada, el encargado de la política interna y el gobernador panista se comprometieron a "resolver de manera conjunta la problemática y atender a la población afectada por esta contingencia".

En un comunicado, Segob informó que a la reunión acudieron el presidente y el secretario general del PAN, Gustavo Madero y Ricardo Anaya, respectivamente.

FOTO: MilenioMILENIO DIGITAL/FELIPE LARIOS Y ELBA MÓNICA BRAVO