MILENIO DIGITAL
23 de febrero de 2017 / 04:30 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Con 88 votos a favor, 5 en contra y una abstención, el Senado ratificó a Gerónimo Gutiérrez como nuevo embajador de México en Estados Unidos, en una sesión donde todos los partidos arremetieron contra la xenofobia del presidente Donald Trump y exigieron al diplomático defender a los mexicanos en ese país que un día fue amigo.

Desde tribuna, la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Gabriela Cuevas, subrayó que es indudable la importancia de Estados Unidos para México, con una comunidad de 34 millones de personas de origen mexicano, además de ser el principal socio comercial.

Dijo que ambos países han sabido superar múltiples obstáculos a través de sus 194 años de relación.

Gabriela Cuevas dijo que la situación que vive México frente al nuevo gobierno debe guiarnos a una reflexión sobre el interés nacional.

En poco más de un mes, México y Estados Unidos “pasaron de ser socios, vecinos y amigos, que construían diariamente una relación basada en la cooperación y el entendimiento mutuo, a desconfiar uno del otro y a operar casi a ciegas, bajo graves condiciones de incertidumbre”.

La legisladora sostuvo que Trump no puede utilizar a México a capricho y dijo que el Senado está preparado para definir una política de Estado con el Ejecutivo.

“Exigimos respeto a México y exigimos que nuestro embajador haga valer ese respeto a México”, agregó, al señalar que falta una política que guie la relación México-Estados Unidos.

Hizo notar que México no aceptará una renegociación del TLCAN que no beneficie a la sociedad, industrias y empleos de los mexicanos, ni tampoco aceptará el muro en la frontera sur, para el cual no habrá un solo centavo.

En el mismo sentido, la priista Marcela Guerra presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte coincidió en que la historia de ambos países ha sido compleja, complicada, muchas veces de guerra, de invasiones, pero también ha sido una historia reciente de oportunidades.

“México y Estados Unidos se habían asumido como socios y amigos hasta hace poco tiempo”, planteó.

Pidió que en la renegociación del TLCAN por ningún motivo se acepte un contenido que sea adverso a lo que le convenga a México y a los mexicanos.

“Le deseamos la mejor de las suertes a Gerónimo Gutiérrez, pero le decimos también que seremos un Senado activo, que la Comisión de Relaciones Exteriores y todas las bancadas estaremos dando seguimiento a la política de Estado que se debe de ejecutar por parte del Ejecutivo”.