CARLOS PUIG
9 de agosto de 2017 / 12:11 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Oficina de Control de Bienes de Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés) incluyó a Rafael Márquez Álvarez, el futbolista mexicano con más títulos internacionales de la historia, en la lista de individuos que actúan como prestanombres o testaferros del narco. En el anuncio de hoy también se incluyen nueve empresas de Márquez.

En el mismo anuncio, el gobierno de Estados Unidos incluyó al cantante Julión Álvarez y a tres de sus empresas, así como a más de 20 personas y empresas, en su mayoría de Jalisco.

De la investigación estadounidense y de sus conclusiones estuvo enterada la PGR y recibió la colaboración de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, según afirmaron altos funcionarios del Tesoro estadounidense.

En el anuncio, los funcionarios mostraron documentos públicos del registro de la propiedad en los que aparece el histórico capitán de la selección nacional como propietario de empresas que antes controlaba, o en las que son socios el presunto narcotraficante Raúl Flores Hernández o sus hijos.

Una búsqueda en internet muestra varias fotografías y noticias de Márquez y Julión con Flores, sus familiares y socios.

Presunto narcotraficante Raúl Flores
El gobierno de EU asegura que Márquez y Julión han colaborado con Raúl Flores Hernández para limpiar dinero de organizaciones delictivas. | FOTO: ESPECIAL

La inclusión en la lista, un procedimiento civil no penal, implica para el futbolista y el cantante, la inmediata cancelación de su visa, el congelamiento de todas sus cuentas y propiedades en Estados Unidos, y la prohibición para toda empresa estadounidense de hacer cualquier tipo de negocios o transacciones con ellos o con las empresas relacionadas con ellos que fueron incluidas en la lista que el Departamento del Tesoro dio a conocer hoy.

La lista, nació en 1999, gracias al llamado Kingpin Act, aprobado por el Congreso y firmado por Bill Clinton y permite a las autoridades hacendarias estadounidenses aplicar sanciones a países, empresas o individuos, que se presume ayudan a terroristas y narcotraficantes a limpiar su dinero. Desde entonces se han sancionado a miles de personas y empresas en todo el mundo, incluido México. Y aunque en el caso colombiano ya se han incluido futbolistas y hasta equipos de primera, es la primera vez que se incluye a un personaje de la talla de Rafael Márquez, referente de la selección nacional.

La inclusión en la lista no implica persecución penal, pero tampoco la excluye. El expediente es transferido al Departamento de Justicia.

El gobierno de Estados Unidos asegura que desde hace muchos años y hasta la fecha, Márquez y Julión han colaborado con Raúl Flores Hernández para limpiar dinero de organizaciones delictivas.

Listado gobierno EU - Julión Álvarez
Los funcionarios de Estados Unidos mostraron documentos públicos del registro de la propiedad en los que aparecen los nombres del cantante y del histórico capitán de la selección nacional. | FOTO: ESPECIAL

Raúl Flores Hernández tiene dos acusaciones penales en Estados Unidos por tráfico de cocaína y lavado de dinero y es buscado en México, según la página de recompensas de la PGR por los delitos de Delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita, posesión de arma de fuego y cartuchos reservados para uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea. Se ofrecen cinco millones de pesos. Descrito por el gobierno mexicanos como "Líder de una organización delictiva dedicada al lavado de activos y distribución de drogas", Flores Hernández tiene una larga historia y se presume que ha trabajado a lo largo de muchos años como operador financiero y contacto con proveedores sudamericanos para organizaciones como los Beltrán, el Cártel de Sinaloa y en tiempos recientes el Cartel Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo con altos funcionarios estadounidenses, Flores Hernández es el "gran capo que menos conocemos". Según informes de inteligencia, las relaciones de Flores Hernández con proveedores de droga en Sudamérica y su habilidad para limpiar el dinero ilícito lo han hecho un valioso activo para organizaciones que, aun siendo rivales, por muchos años han mantenido relaciones con él.

En la lista hecha pública hoy, producto de una investigación de más de cuatro años, se incluyen una decena de parientes y socios de Flores Hernández y más de treinta empresas de Jalisco con las que Flores y sus asociados tienen intereses, entre ellos el Grand Casino, un grupo gasolinero, restaurantes, bares, empresas constructoras y hasta un equipo de futbol. La lista de individuos sancionados, relacionados con Flores Hernández, incluye también parientes de Rafael Caro Quintero, hoy prófugo de la justicia.

Las autoridades mexicanas han tenido en la mira a Flores Hernández desde hace al menos diez años. En las acusaciones, el Departamento de Justicia de Estados unidos alega que Flores Hernández, alias el Tío, trabaja en el narco desde 1983.

En 2013, en una conferencia de prensa, el entonces Comisionado de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, incluyó a Flores Hernández en una lista de objetivos prioritarios atrapados durante su gestión; sin embargo, unas semanas después, cuando Animal Político pidió, vía una solicitud de información, el destino de Flores y otros, la dependencia respondió oficialmente que no tenía esa información.

Según altos funcionarios estadounidenses, Flores sí fue arrestado en 2013 pero salió de prisión al año siguiente.

En un documento público relacionado a su acusación penal en Estados Unidos frente a una corte estadounidense, el Departamento de Justicia afirma que Flores Hernández fue "arrestado el 20 de julio de 2017 y está pendiente su extradición". No indica ni en qué país ni por quién fue arrestado.

La inclusión en la lista significa, al menos momentáneamente, para Rafa Márquez y Julión Alvarez su "muerte financiera"; como ha sucedido con otros que desde hace quince años han aparecido en ella.

Por ejemplo, el cantante no podrá hacer conciertos en Estados Unidos, ni recibir regalías de parte de Itunes y Spotify. Ninguna empresa estadounidense podrá tratar con las empresas Noryban Productions, Ticket Boleto o JCAM editora musical; incluídas en la lista y relacionadas con él. Sus cuentas y propiedades estarán congeladas. Bancos de propiedad estadounidense en otras partes del mundo tendrán que hacer lo mismo.

Las empresas relacionadas con Rafael Márquez incluidas en la lista de sanciones son: La escuela de Futbol Rafael Márquez, el Grupo Deportivo Márquez Pardo, el Grupo Deportivo Alvaner, la Fundación Futbol y Corazón, el Grupo Terapéutico Hormalral, el Grupo Nutricional Alhoma, Prosport & Health Imagen, Servicios Educativos y de Negocios y Grupo Terapéutico de Puerto Vallarta.

Márquez tiene convenios de patrocinio con empresas estadounidenses y su fundación recibe dinero de varias. Todas ellas podrían ser sancionadas en estados Unidos si siguen haciendo transacciones con él. Sus cuentas y propiedades en Estados Unidos serán congeladas a partir del anuncio.

Los incluidos en la lista pueden demandar el Departamento del Tesoro para ser sacados de la lista, lo que implica un largo juicio en Estados Unidos y hacer público evidencias que, hasta ahora, son confidenciales.

pm