MULTIMEDIOS DIGITAL
19 de agosto de 2016 / 01:54 p.m.

PUERTO VALLARTA.- Compuesta por una decoración en blanco, el restaurante bar La Leche, se ha convertido en uno de los más famosos en el país al ser el escenario donde levantaron a Alfredillo, hijo del 'El Chapo' Guzmán, un hecho que el dueño considera fue "violento pero limpio".

Luego que concluyeran las investigaciones, el chef Ignacio Cadena Beraud reabrió sin temor las puertas de su lujoso restaurante, confiando que lo ocurrido la madrugada del lunes no sea motivo para que sus clientes dejen de ir.

Las cámaras del lugar captaron cómo un grupo de hombres con armas largas se llevaron a seis hombres que se encontraban en una mesa larga con varios comensales, entre los que había nueve mujeres.

El chef y dueño del negocio dijo aliviado que "No hubo ni siquiera un 'balacito', ni una 'amenacita' a nadie. ¡Qué malo que pasó en mi lugar, pero qué bueno que no pasó más o peor!".

De acuerdo a Ignacio Cadena eran pocos los empleados que trabajaban a esa hora y no pudieron ver los hechos al buscar donde resguardarse.

"Ninguno de los trabajadores sufrió ninguna agresión; fueron muy pocos los que presenciaron la situación. No vieron nada, ya que salieron corriendo a esconderse”, dijo el chef.

Al señalar que sus clientes se comportaron de manera normal no cree "que deba de tomar medidas, ya que no tengo nada que ver con el problema".

El hijo del líder del cártel de Sinaloa es uno de los seis hombres que fueron plagiados y que hasta el momento no han sido localizados, así como los sospechosos quienes son señalados integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.