ALBERTO TRUJILLO
30 de noviembre de 2016 / 05:48 p.m.

GUADALAJARA.- Dentro de los pasillos de la Feria Internacional del Libro (FIL) en Guadalajara, se puede ver de todo, y cada día se registra alguna eventualidad que se roba las miradas, y este miércoles lo hizo la primera boda al civil, que se lleva a cabo dentro del marco de actividades de este encuentro literario.

Gabriela Jiménez, originaria de Colima y Héctor Ortiz Martínez, de Oaxaca, se conocieron hace 12 años en una preparatoria de Colima, y ahí mismo comenzaron una relación que el día de hoy los hizo convertirse ante la ley, familia, medios y staff de la FIL, en marido y mujer.

La Feria Internacional del Libro ha sido un espacio importante en el transcurso de sus vidas, no sólo por el gran amor a la literatura que ambos comparten, sino porque además representa un espacio que ha marcado su relación.

“No nos conocimos aquí (en FIL) pero el primer viaje que hicimos juntos fue a la FIL, entonces tiene esta parte simbólica para nosotros desde que empezó la relación”, detalló Héctor.

Mientras que la feliz novia destacó “la FIL nos encanta y venimos desde hace mucho tiempo y es su lugar favorito en todo el mundo entonces, me propuso matrimonio hace poco y decidí mandar un correo por no dejar y me dijeron que sí”, dijo emocionada.

Una vez hecha la propuesta, Gabriela estableció contacto con la Feria a través de un correo electrónico mismo que a pesar del escepticismo con el que lo mandó, fue contestado de forma positiva.

“No fue tan difícil como yo pensé, realmente yo fui quien les mandó un correo preguntando, porque alguna vez bromeando lo pensamos (casarse en la FIL)”, dijo la novia mientras que el novio añadió, “en todo momento han sido muy accesibles con nosotros nos han tratado muy bien”.

La boda, se registró en el salón 1 de la planta baja de la Expo Guadalajara, y resultó un verdadero encuentro ‘amoroso-literario’ pues el salón fue adornado con corazones hechos de páginas de libro, de igual manera el ramo de la novia, además hubo hasta un violinista en vivo que musicalizó el encuentro.

Los novios además de sellar su amor como pareja, sellaron su amor por la literatura.

“Nos encanta leer, ya los libros nos sobrepasan en la casa, tenemos dos libreros y un montón regados por todas partes. La FIL es algo muy nuestro, representa lo que somos nosotros, hemos vivido muchas cosas aquí, otra parte importante de nuestra vida se ha desenvuelto dentro de la FIL”, finalizaron.