MILENIO DIGITAL
18 de noviembre de 2017 / 12:22 p.m.

CHILPANCINGO.- La crisis de seguridad pública que se vive en Chilpancingo provocó que ningún especialista en diferentes áreas de la medicina aceptara una de las 34 plazas que recientemente ofreció la delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Carlos de la Peña Pintos, titular de la Secretaría de Salud del gobierno estatal, insistió en que durante los meses recientes, a partir de que se disparó la violencia generada por el crimen organizado, la presencia de personal especializado ha disminuido en el sector que representa.

La causa es el temor que generan los constantes hechos de violencia en la cabecera municipal de Chilpancingo, así como en otros municipios de la región Centro, entre ellos Chilapa.

“Hay una serie de circunstancias que vivimos aquí y en otros lugares, esa es una realidad. A veces nosotros queremos contratar médicos especialistas, que vengan, pero no lo hacen por esa circunstancia”, anotó.

Recordó que recientemente el IMSS ofertó espacios con base, en el caso de Guerrero hubo 34 vacantes “y no vino uno solo”.

Indicó que los médicos saben bien cuánto gana un especialista en el área de la salud, así como las ventajas que representa una plaza de base, pero aun así no se tuvo éxito.

En el caso de la Ssa, el funcionario indicó: “Nosotros necesitamos especialistas, tenemos los espacios y tenemos la oferta, pero esa es la circunstancia”.

En Chilpancingo dijo que hacen falta pediatras, ginecólogos y anestesiólogos. Al no llegar personal nuevo, la carga de trabajo se incrementa de manera importante para los que ya radican en la ciudad.

A escala estatal dijo que se necesitan por lo menos 200 nuevos especialistas, la mayor parte de ellos en la capital del estado y en algunos municipios de la Tierra Caliente.



mmr