Redacción 
21 de marzo de 2014 / 12:52 p.m.

Puebla.- Los cuerpos de Rosaura Barrios Vázquez y de su hija Rosaura Hernández Barrios,víctimas del desplome de un edificio en Nueva York el pasado 12 de marzo, llegaron a la 01:10 horas a la localidad de San Francisco Cuautlancingo,en el municipio de Ciudad Serdán, Puebla.

Este viernes la comunidad no durmió y recibió a Rosaura Barrios luego de 25 años no haber regresado a su tierra natal.

Pese al intenso frío a causa de la cercanía con el Pico de Orizaba, más de 500 personas, entre familiares, amigos y autoridades, acompañaron los féretros de las mujeres, uno en color azul y otro blanco.

En caravana, acompañadas de mariachis y en hombros de los habitantes, la caravana custodiada con sirena abierta, caminaron 7 kilómetros hasta llegar al domicilio de la poblana, donde ya los esperaban para velar sus cuerpos.

Medio centenar de habitantes y familiares prendieron una fogata en la entrada del pueblo, cerca de las 23:00 horas del jueves, para no resentir la baja temperatura y analizar las acciones a tomar una vez que lleguen los cadáveres, si sepultarlos este mismo viernes o si esperar uno o dos días más.

Los pobladores pidieron no ser fotografiados, ni grabados por las cámaras de televisión, para entender el dolor de los familiares cercanos, y sugirieron esperar a la llegada de los féretros para que hasta ese momento los representantes de los medios de comunicación capten sus imágenes.

Familiares de las dos fallecidas informaron que se registró este jueves por la noche un retraso en la salida de los cuerpos, desde la aduana de salud del aeropuerto internacional de la Ciudad de México, por lo que informaron que estarían llegando en la madrugada del viernes.