18 de enero de 2014 / 11:39 p.m.

Reynosa.- El ayuntamiento local ha recolectado más de una tonelada y media de neumáticos inservibles, en 63 de las 410 colonias de esta frontera, como parte del programa de descacharrizacion que se realiza para evitar brotes de dengue.

El secretario de Desarrollo Social, Víctor Manuel Garza Mendoza, dijo que en coordinación con la Cuarta Jurisdicción Sanitaria, la administración local realiza un programa de descacharrización en diversos sectores de la ciudad, a fin de concientizar a la población sobre la disposición final de los cacharros y neumáticos inservibles.

El funcionario reconoció que durante el año pasado, se confirmaron 568 casos de dengue en Reynosa, de los cuales 60 por ciento fueron de tipo clásico y el 40 por ciento hemorrágicos.

Mencionó que el programa de limpieza y recolección de neumáticos inservibles, se inició en las colonias ubicadas en áreas cercanas a cuerpos acuáticos como drenes, canales, Río Bravo y la Laguna.

También, en aquellas zonas con solares baldíos y que carecen de agua potable, pues estas últimas tienen que conservar el líquido en tanques o recipientes.

El funcionario exhortó a la población en general, a colaborar a través de la limpieza de sus patios y domicilios, además de contribuir cuando personal del ayuntamiento y del Sector Salud realicen las campañas de descacharrización en las colonias.

"La intención es evitar que en los patios de las casas y en solares baldíos, así como en la vía pública, haya desechos que se conviertan en criaderos del mosquito transmisor del dengue, por eso estamos dando importancia a la recolección de neumáticos inservibles, entre otros artículos", subrayó.

Señaló que la campaña de limpieza y recolección de neumáticos será permanente, debido a que la población continúa abandonando y tirando estos artículos, cuando ya no son de utilidad, situación que representa un riesgo, pues permite la proliferación de ese insecto.

Resaltó que la tonelada y media de llantas que han recolectado durante los dos últimos meses fueron transferidas al ejido Las Anacuas, en donde se almacenarán, para posteriormente enviarlas a una empresa que se comprometa a triturarlas.

NOTIMEX