MILENIO DIGITAL
26 de abril de 2017 / 11:51 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Para enganchar a los jóvenes en el consumo de drogas, narcomenudistas regalan "brownies", "grapas", "hot cakes", "muffins" o cigarros con mariguana o cocaína, ya que esas presentaciones las hacen más "atractivas", alertó la Procuraduría capitalina.

La fiscal Central de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo, Marcela García Torres Vega, dijo que generalmente niños y jóvenes consumen esas sustancias por primera vez en lugares públicos y para saber qué se siente.

"Cuando se van involucrando, les cuesta trabajo salir y muchas veces terminan vendiendo también para poder solventar el consumo. Esa situación se ve reflejada en un aspecto que va deteriorando su capacidad de discernimiento", explicó.

La funcionaria dijo que para prevenir que los menores consuman drogas, los padres de familia deben platicar con sus hijos y estar al tanto de sus actividades.

"Lo más importante es la comunicación, los padres deben estar alerta del comportamiento de sus hijos, e identificar a tiempo comportamientos hostiles, bajo rendimiento académico, somnolencia, o signos físicos como ojos rojos y resequedad en la boca, para tomar medidas a tiempo", indicó.

Detalló que desde la creación de la fiscalía, en 2012, se han liberado a 143 adolescentes consumidores y se les ha atendido en las Unidades Médicas.