MILENIO DIGITAL
30 de noviembre de 2016 / 03:28 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Procuraduría General de la República entregó al gobierno de Veracruz 250 millones de pesos, de los 421 millones que fueron recuperados como parte de los recursos desviados por el gobernador con licencia, Javier Duarte.

El procurador general de la República, Raúl Cervantes Andrade, entregó a la secretaria de Finanzas, Clementina Guerrero García, un cheque por 250 millones de pesos, que forma parte de los 421 millones de pesos que la institución y la Secretaría de Hacienda recuperaron y que forma parte de los recursos que fueron desviados por Duarte a dos empresas

Durante un mensaje a medios, el subprocurador jurídico de la PGR, Alberto Elías Beltrán, explicó la mecánica en cómo fueron entregaron los recursos a un empresario.

"Los recursos fueron trasladados a una serie de empresas fachada a través de un esquema de simulación y de ahí partieron los recursos a un empresario, con los recursos que suman 253 millones de pesos pudiera constituir una persona moral y esta persona moral a su vez, inyectar recursos por 165 para la compra de una persona legalmente constituida moral para la compra del 50 por ciento de sus acciones.

"Con esto se hizo de un capital para su financiamiento y también se financió la empresa; al momento que detectó que esta persona (el empresario) habían inyectado recursos para la compra del 50 por ciento de las acciones, rechazó este tipo de operaciones, se acercó con la autoridad de manera voluntaria y con información con la que colaboró el gobierno electo de Veracruz (de Miguel Ángel Yunes), se pudo establecer la vinculación y establecer un acuerdo reparatorio, que consiste en una reparación del daño al gobierno de Veracruz por 421 millones de pesos", dijo.

En este momento ya se tiene un primer pago de 250 millones de pesos, el resto se pagarán en mensualidades de 14 millones 300 mil pesos, a partir del mes de enero.

El procurador dijo que el nuevo sistema de justicia penal permite llegar a acuerdos para lograr la reparación del daño.