MILENIO DIGITAL
31 de enero de 2017 / 08:14 a.m.

MÉXICO.- Los gobernadores del Estado de México, Morelos, Hidalgo, Veracruz y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México acordaron trabajar con las corporaciones de seguridad de Reino Unido para fortalecer la labor de los elementos policíacos, como parte de una propuesta de la asociación Causa en Común.

El acuerdo incluye un compromiso para combatir la corrupción en las policías y fortalecer los sistemas de quejas, denuncias, investigaciones y sanciones para los malos elementos. 

El embajador británico en México, Duncan Taylor, resaltó que para ellos México es muy importante, por lo que ven fundamental que se compartan experiencias y "apoyar a los mexicanos en la mejora de su seguridad.

"La policía de Reino Unido, desde hace mucho tiempo tiene fama de ser de las mejores del mundo, eso no quiere decir que no existen corrupción o retos en nuestra policía, pero siempre estamos luchando para reducir al mínimo esa corrupción y hacer cada vez más difícil que exista y eso es lo que queremos compartir", detalló.

En tanto, el jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, reconoció una crisis de seguridad pública, porque durante muchos años se descuidaron las instituciones y dejaron de construir corporaciones fuertes.

"México no construyó policías durante mucho tiempo y es un tema que tenemos pendiente, ahora estamos en un problema que detonó inseguridad, corrupción e impunidad", afirmó.

Mancera dijo que combatir la corrupción en las corporaciones "no va a ser rápido ni fácil", pero es un reto indispensable, y que con el nuevo sistema acusatorio son precisamente los policías quienes tienen el primer contacto con los ciudadanos, que no confían en ellos.

María Elena Morera,
presidenta de Causa en Común, subrayó que es evidente que la corrupción policial es uno de los principales obstáculos que enfrenta la sociedad, pues la "corrupción tolera la inseguridad, la impunidad, estimula la comisión de delitos y los abusos a los derechos humanos".

Aseguró que los investigadores de Causa en Común recorrieron estados y analizaron las leyes de las 32 entidades para integrar un diagnóstico que permitiera generar alternativas para el combate a la corrupción.

La propuesta incluye cinco ejes: la autonomía e independencia en las áreas de investigación interna de seguridad pública, la certeza jurídica de que se disminuirá la discrecionalidad, la prevención de conductas indebidas, transparencia y rendición de cuentas, y fomentar la participación ciudadana.