MULTIMEDIOS DIGITAL
25 de julio de 2016 / 10:26 a.m.

MÉXICO.- Los grupos criminales de 'La Familia Michoacana' y 'Los Caballeros Templarios' son investigados por su implicación en el asesinato del alcalde guerrerense Ambrosio Soto Duarte, según revelaron funcionarios del gobierno federal.

Milenio publicó este lunes que la Procuraduría de Justicia de Michoacán cuenta con dos líneas de investigación en las que sobresalen como posibles autores del crimen estás células, la primera liderada por Johnny Hurtado Olascoaga, ‘El Pez’, y la segunda dirigida por Rodolgo Maldonado Bustos, José Pineda Pineda, Don José, y Salvador Navarro Peñaloza, El Zarco, en la Tierra Caliente.

Esto se cree porque el edil perredista y Raybel Jacobo de Almonete, 'El Tequilero', líder del grupo delictivo Los Tequileros, eran compadres. Sin embargo, los investigadores aclararon que no hay algo que involucre a Soro Duarte con el crimen organizado.

El alcalde de Pungarabato había recibido amenazas y estaba bajo la protección de la Policía Federal. Un grupo dedicado al narcotráfico supuestamente amenazó a Soto porque rehusó pagarles protección con recursos del erario local.

De acuerdo a la investigación, una de las líneas apunta a que 'El Pez' puede estar detrás del ataque por amistad que sostenía con Soto, al menos así lo documentaron los órganos de inteligencia en abril pasado.

Además, se reveló que Olascoaga disputa a Raybel Jacobo el control de la región de Tierra Caliente.

Lo anterior nació hace dos años en el Estado de México cuando el líder de la Familia Michoacana ejecutó varios secuestros.

Johnny Olascoaga, quien lidera la organización junto con su hermano Alfredo, El Fresa, también es mencionado en una averiguación previa de la Procuraduría General de la República por presuntamente tener negocios con el empresario Carlos Ahumada Kurtz, en minas que se localizan en Guerrero.

Abraham Soto, hermano del alcalde, comentó que la designación de María Concepción Negrete Maldonado a la Tesorería del ayuntamiento fue con la intención de llevar a cabo sus funciones de manera segura, bajo la promesa de José Pineda Maldonado Bustos, Don José, líder de Los Templarios en Pungarabato, Guerrero de que no serían agredidos.

Agregó en su declaración, que este líder criminal y Salvador Navarro Peñaloza, El Zarco, también líder templario, son quienes amenazaban al presidente municipal Soto Duarte.

Contra los citados delincuentes existen órdenes de aprehensión libradas por jueces federales.

También se cuenta con información de que en febrero del presente año, el presidente municipal manifestó que Don José lo amenazó para que cumpliera con los acuerdos económicos.

Ese mismo mes, en el acceso principal del palacio municipal de Pungarabato se localizó una hoja blanca con un mensaje que aludía a una supuesta intención de privar de la libertad a Soto.

El pasado 8 de julio Soto tutiteó y pidió el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto, tras el asesinato de su primo y chofer Sebastián Soto Rodríguez, cuyo cuerpo fue localizado ese mismo mes en el basurero municipal de Cutzamala.

La Secretaría de Gobernación dijo que el alcalde contaba con protección de la Policía Federal derivado de las solicitudes que realizó.