MILENIO DIGITAL
17 de agosto de 2016 / 02:49 p.m.

SONORA.- Internos del Centro de Readaptación Social de Guaymas, Sonora, mantenían hasta las 24:00 horas el control del penal ubicado 120 kilómetros al sur de la capital del estado. Al filo de las 23:00, agentes del equipo antimotines que enviados desde Hermosillo, empezaron a lanzar desde el exterior gases lacrimógenos.

De acuerdo a los reportes, los hechos iniciaron al filo de las 16:40 horas , cuando un grupo de presos aparentemente se enfrentó con custodios para apoderarse del patio central, donde se encuentra la tienda del reclusorio

Decenas de familiares de los reclusos llegaron hasta las puertas del penal conocido como "San Germán" para bloqueando la entrada principal para impedir que ingresaran a las instalaciones agentes de la policía municipal de Guaymas.

Los familiares colocaron a manera de barricada piedras en la entrada del Cereso y formaron una cadena humana, obligando a los uniformados a desistir en su intento de ingresar a las instalaciones.

"Los están golpeando (a los internos), el problema empezó desde el domingo cuando el director de la cárcel nos ordenó que nos lleváramos la ropa de los presos o si no la iban a quemar", dijo la madre de dos hombres internados en ese centro de detención.

A las 22:30 horas, un grupo de familiares de reclusos rompió el cerco montado por custodios en la entrada del penal, burlando el primer perímetro con la intención de ingresar a las instalaciones del centro carcelario. Finalmente los civiles fueron controlados y obligados a dejar el área restringida para civiles.

El helicóptero de la Policía Estatal de Seguridad Pública sobrevoló durante horas la zona y aún hasta las 23:04 horas se podía observar una nube de humo que salía desde el interior del penal.

"Nos dijeron que iban a quemar la ropa de los internos si no nos las llevábamos", insistió María Antonia Rivera, cuyos hijos de 24 y 29 años de edad purgan condenas. Ella dijo que el lunes las autoridades entregaron a los reos uniformes de color naranja.

Conforme a informes extraoficiales, cuando menos un custodio fue reportado con heridas y precisaron que los reos amotinados amenazaron con prender fuego al área de cocina.

Hasta cerca de la medianoche, se desconocía el número de reclusos que participan en el motín, y si estos habían pedido la presencia de alguna autoridad o hecho demandas.

Elementos de la Marina Armada de México y del Ejército Mexicano formaron un perímetro para resguardar la zona donde se encuentra el penal de "San Germán", ya que decenas de familiares rodeaban la instalación donde a gritos trataban de comunicarse con sus familiares.

El penal está ubicado en la zona norte del puerto de Guaymas, cerca del cerro conocido como La Antena y rodeado de unas 60 colonias de clase media. El reclusorio es mixto y al igual que el resto de los penales de Sonora, registra un alto nivel de sobre población.