ISRAEL NAVARRO CON INFORMACIÓN DE JORGE BECERRIL/milenio digital
2 de octubre de 2015 / 07:34 p.m.

Ciudad de México.- Mientras integrantes del Comité del 68 y de padres y otros familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, empezaron un mitin en el Zócalo en memoria de los estudiantes asesinados el 2 de octubre de 1968, vándalos lanzaron botellas, palos y cohetones contra Palacio Nacional, por lo que intervinieron policías antimotines, federales e integrantes del Estado Mayor para replegar a los agresores.

Policías federales llegaron a resguardar Palacio Nacional. Lograron replegar a unas 70 personas, embozadas, que lanzaron objetos diversos también contra los uniformados.

En Pino Suárez y Corregidora policías han lanzado gases lacrimógenos y esperan con escudos los embates de los agresores, que desde la esquina han lanzado botellas a los uniformados. Varios de los vándalos se prepararon con máscaras antigases para enfrentar a la policía.

Varios de los elementos policiacos tuvieron heridas, algunos con quemaduras leves por el efecto de cohetones.

Desde el templete, integrantes del Comité del 68 hicieron llamados a la paz y plantearon que la violencia no era la intención de la marcha y pidieron que los agresores se retiraran.

Sin embargo, ante las agresiones de los encapuchados, los manifestantes principales se replegaron hacia la parte de la Catedral Metropolitana y luego se retiraron al continuar las agresiones de los embozados.

vandalos mexico
Los embozados continuaron con el lanzamientos de objetos a los policías e inmuebles, como un edificio que alberga oficinas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal|JESSICA CORONA

El Sistema de Transporte Colectivo Metro anunció el cierre de las estaciones Zócalo y Allende de la Línea 2, "por seguridad de los usuarios", ante la presencia de manifestantes en el exterior.

Los embozados continuaron con el lanzamientos de objetos a los policías e inmuebles, como un edificio que alberga oficinas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal empezaron a ganar terreno y a replegar a los vándalos fuera del circuito de la Plaza de la Constitución, y varios agresores fueron detenidos.