MILENIO DIGITAL/EUGENIA JIMÉNEZ
16 de junio de 2015 / 08:18 a.m.

México.- Maureen Meyer, coordinadora principal del Programa de México y Derechos de Migrantes de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés), consideró que “el gobierno de Estados Unidos ha estado brindándole a México equipo de seguridad fronteriza y entrenamiento, y elogiando la represión migratoria”.

Estados Unidos está pidiéndole a México que detenga y deporte a migrantes en su lugar, y es claro que México lo está haciendo, pero en el proceso miles de niños y familias vulnerables están siendo devueltos al peligro sin tener la oportunidad de buscar protección o solicitar estatus de refugiado”, señaló Meyer.

El aumento dramático de detenciones y deportaciones en México plantea preocupaciones humanitarias, dijo y agregó: “Muchos albergues de migrantes nos han informado sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades que participan en redadas en los trenes y en las comunidades.

"Asimismo, abogados migratorios han observado múltiples violaciones en el debido proceso legal para los solicitantes de asilo en México, y pocos migrantes tienen la oportunidad de contar sus historias a las autoridades contundentes antes de ser deportados”.

Los crímenes cometidos contra migrantes en México incluyendo, la trata de personas, secuestros y violaciones sexuales, continúan impunes. Y las operaciones a lo largo de las rutas migratorias más recorridas obligan a los migrantes a buscar rutas más peligrosas por tierra y por mar, lo que resulta en cambios dentro de las redes criminales que se aprovechan de los migrantes.

"Estos cambios también resultan en que los coyotes puedan cobrar más por sus servicios", señaló WOLA.

En la última semana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la ONU y la CNDH le han pedido al gobierno de México que haga más para proteger a los niños vulnerables y otros migrantes.