31 de agosto de 2014 / 05:37 p.m.

México.- La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) destacó la mejoría de la economía mexicana, la cual en el balance del primer semestre del año muestra cifras positivas, aunque el mercado interno aún no inicia su despegue.

Señala que el comportamiento mostrado durante el segundo trimestre del año confirma que la planta productiva mantuvo su trayectoria ascendente a un ritmo moderado, pero con una perspectiva favorable, de paulatina aceleración en los meses por venir.

En el reporte "Radiografía de la economía y la industria mexicana", destaca como principal motor al sector exportador, aunque espera que el mercado interno inicie en breve su despegue.

Refiere que la industria cerró el segundo trimestre con cifras favorables en materia de producción y empleo, lo que confirma su reactivación, y sobresalieron los signos de mejoría reportados por el sector de la construcción tras una larga y difícil etapa de ajuste.

Destaca que avanza satisfactoriamente el empleo, especialmente el generado por la industria manufacturera y el sector de la construcción, dos de los principales oferentes de oportunidades laborales en lo que va del año.

Las exportaciones de productos industriales, en particular del sector automotriz, avanzan a un ritmo cada vez mayor, gracias al repunte de la demanda procedente de los mercados externos, sobre todo del estadounidense, por lo cual las firmas exportadoras marcan la pauta de la reactivación económica.

En contraste, el mercado interno conserva un crecimiento que es todavía insuficiente para impulsar el repunte de las empresas, sectores y regiones que dependen del consumo doméstico, puntualiza.

El organismo industrial afirma que en el balance del primer semestre las cifras son positivas, pues el sector industrial cerró la primera mitad del año con un aumento en su producción de 1.3 por ciento respecto al mismo lapso del año anterior.

Aun cuando se trata de un crecimiento moderado si se toma en cuenta las potencialidades de la planta fabril, existen condiciones para esperar que éste acelere el paso en los meses por venir, estima.

Estima que cuatro son los retos que definen la agenda de corto plazo: convertir a la inversión y construcción de infraestructura en el detonante de un crecimiento más acelerado, y asegurar una ejecución eficiente del gasto y la inversión públicas para impulsar el avance de sus proveedores directos e indirectos en lo que resta del año.

Además, acelerar el paso para concretar con eficacia y oportunidad la instrumentación de cada una de las reformas estructurales recientemente aprobadas, para acelerar el paso de la modernización y competitividad de la economía mexicana.

Asimismo, acercar a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) los instrumentos y apoyos financieros, fiscales y de asistencia técnica indispensables para incorporarlas al desarrollo competitivo del país.

Así, considera la Concamin, el comportamiento esperado de la actividad económica en lo que resta del año depende de factores que serán cruciales para el despegue de la inversión, el empleo y la producción de bienes y servicios.

Estos factores son la oportuna ejecución del gasto público, la materialización de los proyectos de infraestructura previstos para la segunda mitad del año y la mejoría en la confianza del consumidor, los cuales serán vitales para el repunte del mercado interno y las especialidades industriales vinculadas al mismo.

FOTO: Especial

NOTIMEX