NOTIMEX
11 de octubre de 2015 / 05:55 p.m.

México.- Personal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) rescató a 49 personas que eran víctimas de explotación laboral en dos centros de rehabilitación contra las adicciones ubicados en la delegación Iztapalapa.

En conferencia de prensa, la titular de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas, Juana Camila Bautista Rebollar, resaltó que lo anterior se realizó en cumplimiento a una orden de cateo en dichos lugares, donde se detuvo a los encargados.

La funcionaria de la PGJDF detalló que en el inmueble ubicado en la calzada Ignacio Zaragoza, colonia Santa Martha Acatitla, elementos de la Policía de Investigación adscritos a la referida Fiscalía rescataron a 41 hombres y seis adolescentes de entre 14 y 17 años de edad.

En el lugar fueron detenidos, Juan Martínez Malpica, quien ordenaba castigos a los internos; José Alberto Somoza Tenorio, interno encargado de medicina y quien aplicaba castigos; Ricardo Monroy Herrera, que imponía castigos; Alan Rojas Ramírez o Alan Cabrera, vigilante del patio, y Carlos Alberto Villegas Primitivo, encargado y quien también aplicaba castigos.

Abundó que en otro predio ubicado en avenida Las Lajas, colonia Citlali, los investigadores liberaron a dos supuestas víctimas y aseguraron a quien fue identificado como Marco Antonio Ramírez Yáñez, que aplicaba castigos.

La fiscal destacó que la solicitud de la medida cautelar fue concedida por el juzgado Juez 22 de lo Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Oriente, para que la representación social encontrara indicios relacionados con declaraciones de un denunciante.

El afectado señaló que en mayo de 2015 fue anexado y desde su ingreso recibió malos tratos ya que lo sometían a realizar diversos trabajos en contra de su voluntad y si no accedía recibía diversos castigos.

Dicha información fue confirmada por los ofendidos quienes relataron que eran amarrados de manos y pies, tirados al piso por varios días y sólo los desataban para ir al baño, además de que eran obligados a realizar trabajos forzados de albañilería, plomería y jardinería, así como al aseo de puercos que tenían en criaderos.

Familiares de los afectados no tenían contacto con ellos, además debían entregar una despensa y realizar pagos de 700 a 800 pesos semanales para la atención de las personas anexadas.

De acuerdo con las autoridades, las víctimas fueron diagnosticadas en estado de vulnerabilidad, por lo que una vez integrados los elementos de prueba al expediente, la Procuraduría capitalina ejerció acción penal contra los imputados ante el juez de turno del Reclusorio Preventivo Sur, como probables responsables del delito de trata de personas en su modalidad de trabajos forzados.

Por otra parte, la fiscal destacó que luego de que se tuvo conocimiento de que en el Sistema de Transporte Colectivo Metro había niños que se dedicaban a la mendicidad se han hecho operativo encubiertos en todas las líneas y continúan las labores en este tema.