15 de diciembre de 2014 / 02:16 p.m.

Chilpancingo.- A unas horas de haber atacado a más de 100 periodistas, maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) retuvieron y golpearon a elementos de la Policía Federal comisionados en Chilpancingo, además de que quemaron vehículos oficiales.

Uno de los agentes fue reportado grave, por lo que tuvo que ser trasladado a la Ciudad de México donde fue intervenido quirúrgicamente por sufrir un derrame cerebral.

Funcionarios de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informaron lo anterior y dijeron que pidieron la intervención de la Procuraduría General de la República (PGR) para que inicie las investigaciones correspondientes.

Aseguraron que ni uno de los elementos de la Policía Federal se encontraba ebrio y mucho menos agredió a los maestros, como quiso hacer creer la Ceteg a los medios de comunicación; subrayaron que los policías no estaban realizando labores de seguridad, sino solo resguardaban el lugar donde estaban sus compañeros.

Los funcionarios relataron que todo comenzó la madrugada del domingo, cuando maestros arribaron al hotel Real del Sol, donde descansaba personal de las fuerzas federales adscrito a esa zona de Guerrero; en las inmediaciones del lugar comenzaron a colocar vallas para la realización de un concierto.

Afuera del hotel estaban de guardia tres agentes de la Policía Federal y algunos maestros los insultaron y los atacaron; después se los llevaron "secuestrados".

Tras varias horas de permanecer retenidos, uno de los agentes fue ubicado en calles de Chilpancingo; el uniformado fue "brutalmente golpeado" por los maestros.

El policía, comentaron, dio las "coordenadas" donde se encontraban sus compañeros retenidos, por lo que un grupo se trasladó a la Avenida Insurgentes, donde ubicaron a integrantes de la Ceteg.

Cuando el personal de las fuerzas federales negociaba la liberación de sus compañeros, un desconocido atropelló con una camioneta a cinco agentes más; el conductor escapó del lugar.

Por la tarde, los integrantes de la Ceteg entregaron a los agentes secuestrados a las autoridades del municipio de Tixtla, quienes se los dieron a la Policía Federal; los agentes fueron internados en un clínica del Issste, pero uno de ellos fue enviado de urgencia al DF.

Aseguraron que a las 12 horas, presuntos normalistas de Ayotzinapa quemaron dos vehículos enfrente de las instalaciones del Instituto de Capacitación Policial (Infocap); asimismo, aproximadamente a las 13:15 horas se presentaron 25 supuestos normalistas a la clínica del Issste, donde eran atendidos los agentes atropellados; ahí causaron daños a una ambulancia.

FOTO: MilenioMILENIO DIGITAL/RUBÉN MOSSO Y ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN